¿Debe devolver sus reliquias el Museo Británico?

Reportero: 
Redacción

Chile, 7 Ago-18 (Agencia).- El Ministerio de Bienes Nacionales de Chile exigirá que se devuelva un moai que está en Londres. Muchos otros países han realizado solicitudes similares, sin éxito.

Un moai para la reina Victoria

El Ministerio de Bienes Nacionales de Chile apoyará la solicitud del Consejo de Ancianos de Isla de Pascua, que quiere que el Museo Británico de Londres devuelva el moai Hoa Hakananai'a, sacado de su lugar por una fragata británica que llegó a Rapa Nui en 1868 y lo tomó para regalárselo a la reina Victoria. Los pascuenses quieren así "cerrar un triste capítulo del atropello a nuestros derechos".

El eterno reclamo griego

El del moai no es el primer reclamo que recibe el Museo Británico. Desde hace más de 30 años, Grecia exige la devolución de las esculturas del Partenón, sacadas de forma poco elegante por Lord Elgin, embajador británico ante el Imperio Otomano. El diplomático aprovechó un permiso estatal para llevarse el friso y varios otros tesoros. Los británicos tienen el 37,5 por ciento del friso.

Once años exigiendo el tesoro

Once años lleva reclamando el Gobierno de Tayikistán que el Museo Británico les devuelva el tesoro de Oxus, una colección de 170 piezas de metalurgia, trabajadas en oro y plata y datadas entre el 550 a.C. y el 330 a.C. Las espectaculares reliquias llegaron a Londres de forma inusual: un anticuario las compró en 1897 en Pakistán y las legó al museo.

La cabeza de Anahid

Armenia se sumó a la lista de países que exigen la devolución de lo que consideran sus bienes en 2012, en su afán por recuperar la cabeza de bronce de la diosa pagana Anahid, descubierta en 1872 en Sadak, en lo que hoy es territorio turco. Un año después de su descubrimiento, el Museo Británico la compró para añadirla a su colección.

"Despreciables cazadores de tesoros"

Corría 1907 cuando el británico Aurel Stein compró varias cajas repletas de reliquias budistas, manuscritos y otros tesoros, que fueron entregados posteriormente al Museo Británico. Entre ellos estaba el Sutra del Diamante, considerado el libro más antiguo que se conoce. China ha reclamado la devolución de estas piezas y calificado a sus actuales dueños como "despreciables cazadores de tesoros".

La piedra Rosetta

Esta pieza, que jugó un rol esencial en el desciframiento de los jeroglíficos, es una de las piezas estrella de la colección egipcia del Museo Británico, donde se exhibe desde 1802. En 2003 Egipto comenzó una campaña para exigir su devolución, y hasta ahora solo han conseguido que los británicos les donen una réplica.

Categorías: