“Somos más los policías buenos que los malos” expresa policía en carta abierta a Cuitláhuac García

Reportero: 
Yolanda Tenorio

Xalapa, Ver., 10 Jul-18 (VRed).- A través de las redes sociales se difunde la carta de un policía veracruzano dirigida al gobernador electo Cuitláhuac García Jiménez, en donde le solicita un trato digno para los encargados de vigilar a los veracruzanos.

“No reprimirlos, castigarlos, cambiarlos de adscripción, hostigarlos, amedrentarlos y despedirlos de forma injustificada”, escribe quien se identifica como policía de Veracruz.

El documento signado como “Ciudadano Jarocho” pide también mecanismos que garanticen mejores salarios y lugares de trabajo en condiciones óptimas para el desempeño de sus funciones.

“Programas de salud mental, con psicólogos, psiquiatras y tanatologos, que nos acompañen en las vivencias por exposición constante a las violencias, programas de acondicionamientos físicos que nos doten de habilidades para nuestras funciones, y nos proteja de los altos índices de estrés policial”, entre otros.

CARTA ABIERTA DE UN POLICÍA A C. CUITLÁHUAC GARCÍA, GOBERNADOR ELECTO POR VERACRUZ.

Ciudadano Jarocho.

Gobernador Electo: Le escribo esta carta con la más noble intención de otorgarle voz, a los que han sido ignorados, reprimidos, humillados, y violentados por tantos y tantos gobiernos, que solamente daban migajas que caían de sus bolsillos, a los hombres y mujeres al servicio de Veracruz, policías que el Nuevo Sistema de Justicia Penal en 2008 puso en su centro, pero que los ejecutores no supieron o no quisieron empoderarlos, para operar bajo esos estándares.

Y hoy tenemos Primeros Respondientes, con capacidades debilitadas para reaccionar, ante el que hacer que les fué otorgado a través del Código Nacional de Procedimientos Penales. Además, imposibilitados académica y operativamente para entender las violencias que vive Veracruz, y poder enfrentarlas, y formar así una cultura una paz que se logre sentir.

Por eso no quiero desaprovechar esta oportunidad histórica que el Estado le ha brindado a usted, para re-escribir una historia posiblemente distinta, pero creo que solo se llevará a cabo si hablamos con la verdad, la verdad que viven los policías en Veracruz, pero aún más, si esta, es atendida, y no ignorada, y encubierta de nueva cuenta.

Si su gobierno logra escuchar las necesidades de sus “polis” y no; reprimirlos, castigarlos, cambiarlos de adscripción, hostigarlos, amedrentarlos, y despedirlos cuando exponen sus necesidades.

Seguramente dará otro paso histórico, en la vida de esta Institución. Que existen policías corruptos, es cierto, que hemos vivido historias muy fuertes, que manchan nuestra imagen, es innegable, pero con la vivencia de todos estos años, de conocer policías de Pánuco a las Choapas, de convivir con ellos todos los días, y a veces llorado juntos ante las peores situaciones que enfrenta un ser humano, y saber que son tan jóvenes, como joven es esta Esperanza de cambio, hoy le digo: somos más los buenos que los malos.

Estamos enfermos, necesitamos atención urgente, y esto significa romper cultura la simulación, y del autoritarismo, del uso del poder de manera perversa. El próximo gabinete que encabece la Secretaría de Seguridad Pública en Veracruz, deberá atender las siguientes necesidades:

Implementar el Sistema de Desarrollo Policíal que nos permita contemplarnos en un proyecto de vida ( el cual no existe), sin incertidumbres, condiciones laborales dignas con; jornadas de descanso humanas, que les permitan estar alertas siempre, y también poder conciliar un proyecto de vida.

Así como mecanismos que las garanticen, una mejora al salario, lugares de trabajo; limpios, seguros, idóneos para sus funciones, programas de salud mental, con psicólogos, psiquiatras y tanatologos, que nos acompañen en las vivencias por exposición constante a las violencias, programas de acondicionamientos físicos que nos doten de habilidades para nuestras funciones, y nos proteja de los altos índices de estrés policial, programas integrales de salud, y fortalecimiento a la Unidad de Asuntos Internos, para hacer investigaciones profesionales y erigirse cuando sea necesario como Ombudsman de nuestros derechos humanos.

Para evitar como ha pasado hasta hoy, que tantos y tantos policías se den de baja por las condiciones ya mencionadas, que sufran lo innecesario, y por supuesto que estén en condiciones del más grande reto que enfrentará su gobierno la seguridad pública.

Inspirada en el Articulo A Vigilarte, escrito por la Politóloga, y autora del Libro Manifiesto Mexicano. Denise Dresser.

#LeeryCompartir

Categorías: