Así fue la sangrienta semana de México: 36 muertos en tres masacres en menos cinco días

Reportero: 
Redacción

**La violencia de adueñó del país con tres enfrentamientos armados en los estados de Michoacán, Guerrero y Sinaloa. Aquí les presentamos un recuento.

Ciudad de México, 20 Oct-19 (Agencia).- Cinco días. Tres masacres. 36 muertos. Decenas de heridos. Esta semana en México fue particularmente sangrienta luego de que se produjeran tres grandes enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y grupos armados. El más impactante de esos choques sucedió el jueves en el estado de Sinaloa, en un intento fallido por detener a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante detenido en EEUU, Joaquín 'El Chapo' Guzmán.

Irónicamente, al comienzo de esta semana particularmente violenta, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador presentó el lunes sus mínimos resultados en materia de seguridad diciendo que hubo una positiva "inflexión en la tendencia de crecimiento" en las cifras de asesinato. En otras palabras, los crímenes siguen aumentando, pero a menor ritmo.

Las tres masacres de esta semana fueron el resultado de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad de México y bandas delictivas, hechos que evidencian que el crimen organizado controla mucho territorio y puede tener mayor poder de fuego del que disponen las autoridades.

Este es un breve recuento de los tres hechos:

13 policías estatales fueron acribillados a balazos por parte del poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el municipio de la Aguililla, estado de Michoacán. El jefe de la Policía Estatal reveló que las víctimas formaban parte de un grupo de 41 policías que estaban en un operativo. La Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de las investigaciones, indicó que dos de las cinco patrullas quedaron calcinadas tras ser atacadas a balazos y con granadas. La FGE encontró cartulinas con mensajes en los que el CJNG se atribuyó el ataque y advirtió de nuevos atentados contra las fuerzas de seguridad. El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, dijo que el crimen no quedará impune. Aguililla, según las autoridades, es el municipio natal de Nemesio Oseguera Cervantes alias El Mencho,
líder del CJNG y uno de los narcotraficantes más buscado por los gobiernos de México y Estados Unidos.

Un militar y 14 presuntos delincuentes murieron en un enfrentamiento armado en el sureño estado mexicano de Guerrero. Según dijeron las autoridades, los militares atendían una llamada de emergencia recibida al 911 que alertaba de la presencia de hombres armados en la comunidad de Tepochica y cuando iban al lugar "civiles armados" atacaron a los soldados. En el lugar se decomisaron armas de alto poder, equipo táctico y tres vehículos robados en el que se trasladaban los civiles armados. Los cuerpos fueron llevados al Servicio Médico Forense. Hasta el momento no fueron identificados, por lo que las autoridades dijeron que no se sabe a qué banda delictiva pertenecían. El lugar del ataque está cercano a Iguala, sitio en donde el 26 de septiembre del 2014 desaparecieron los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa a manos de policías locales corruptos que los entregaron a un grupo criminal.

Unos 35 agentes cercaron una vivienda donde se encontraba Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín 'El Chapo' Guzmán actualmente preso de por vida en una cárcel de EEUU. Ovidio Guzmán que tiene un pedido de extradición de la justicia estadounidense. Según dijo el gabinete de seguridad en una conferencia de prensa buscaban detenerlo pero decidieron replegarse porque no tenían una orden de cateo y recibieron como respuesta fuego de grueso calibre que durante horas atemorizó a la ciudad de Culiacán. AMLO dijo que respaldó la polémica decisión de no detener a Guzmán para evitar muertes en medio de un operativo que los jefes de seguridad catalogaron como "precipitado" y fallido". Las informaciones sobre los hechos fueron confusas y no fue sino hasta el día siguiente que las autoridades dieron una conferencia de prensa para explicar lo sucedido. El enfrentamiento dejó ocho fallecidos (un civil, un efectivo de la Guardia Nacional, un reo y cinco agresores), detalló el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio.

México violento

Números del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública señalan que en el mes de agosto fueron asesinadas en México 3,054 personas (incluidos feminicidios, asesinatos de mujeres por su género), cifra que lleva a más de 23,000 el número de víctimas lo que va del 2019, algo que según el medio mexicano Animal Político, es un nivel récord de violencia homicida.

Si bien la estrategia centrada en la prevención de la violencia que impulsa López Obrador es positiva, señala un experto de la UNAM citado por la agencia EFE, sería fundamental dar más fuerza a las policías municipales y estatales y reformar el sistema judicial.

En el caso de Michoacán la ola de violencia con el choque de este lunes no hizo más que sumarse a otro suceso brutal del pasado 8 de agosto, cuando aparecieron en Uruapan 19 cadáveres varios de ellos colgados de un puente.

Aunque el gobierno de AMLO justamente esta misma semana presentó el informe de la situación de seguridad en el país tratando de mostrar índices 'positivos', el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, declaró que el actual Gobierno heredó una "crisis de inseguridad crónica" de décadas.

Para enfrentar esta realidad, dijo, la nueva administración tiene un plan de seguridad basado en la premisa fundamental de que "la paz y la tranquilidad son fruto de la justicia" y que la estrategia incluye "la sustitución del uso de la fuerza (...) por una visión amplia que vaya a las causas profundas".

El gobierno de AMLO, que en pocas semanas cumplirá un año en el poder, creó la Guardia Nacional como un nuevo cuerpo de seguridad militar-policial, y "una política social sin precedente" que incluye programas de empleo y una estrategia contra las adicciones que aborda el problema de las drogas desde la salud. El ministro aseguró que se han logrado ya los primeros resultados, entre los que destacó la reducción en la tasa de incremento anual del número de asesinatos de 0,8 % en 2018 a 0,4 % de diciembre a la fecha.

"Hemos logrado un punto de inflexión en la tendencia de crecimiento de los homicidios dolosos", manifestó Durazo.

Tras la fallida captura de Ovidio Guzmán, el hijo del narcotraficante preso en EEUU 'El Chapo', el presidente justificó no haberlo detenido porque "lo más importante es que no haya muertos, es la paz". AMLO continuó: "La decisión la tomó el gabinete de seguridad de manera conjunta (...) yo respaldé esta postura por considerar que lo más importante es la protección de las personas (...) se decidió proteger la vida de las personas".

Categorías: