China: habrá represalias si EE.UU. no retira las nuevas sanciones por la compra de armamento ruso

Reportero: 
Redacción

Francia, 21 Sept-18 (Agencia).- Tras el anuncio de penalizar a una compañía china por adquirir armas a fabricantes rusos, Pekín dijo que Washington sentirá las consecuencias sino suspende esta decisión. La Casa Blanca también impuso sanciones a individuos y empresas rusas.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, informó este 21 de septiembre que su país impuso una queja formal ante el Gobierno estadounidense por las nuevas restricciones que impuso a la compañía militar Equipment Development Department (EDD), que compró armamento a la fábrica rusa Rosoboronexport, anteriormente sancionada por Trump.

“Pedimos a Estados Unidos que corrija su error inmediatamente, porque ha violado seriamente las normas básicas que rigen las relaciones internacionales”, dijo Shuang en su declaración.

EDD, que fue amonestada por adquirir aviones de combate Su-35 y equipos relacionados con el sistema de misiles tierra aire S-400, no podrá hacer transacciones financieras ni exportar productos a territorio norteamericano y todas sus propiedades serán embargadas.

Rusia también respondió a las amonestaciones que recibieron el pasado 20 de septiembre 33 individuos y compañías rusas entre los que se encuentra el empresario Yevgeny Prigozhin, conocido como el "chef" del presidente Vladimir Putin y le advirtió al Gobierno de Trump que dejara de "jugar con fuego".

Según Mike Pompeo, Secretario de Estado de EE.UU., las sanciones se produjeron por la cercanía de estos hombres de negocios con el Kremlin en el marco de la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses en 2016.

Así las tensiones crecen en medio de un ambiente de crispación motivado por la Guerra Comercial entre Washington y Pekín, en la que Moscú cada vez estrecha más sus lazos con el gigante asiático, convirtiéndose en el socio ideal para enfrentar estos tiempos de incertidumbre.

"Trump no retrocederá y hará que la guerra comercial sea insoportablemente dolorosa para China”

Después de que el pasado lunes el presidente Donald Trump anunciara la imposición de nuevos aranceles del 10 por ciento sobre las importaciones chinas por un valor de 200.000 millones de dólares, las aguas se agitaron aún más entre ambos países.
El mandatario también afirmó que la tarifa aumentaría al 25 por ciento el 1 de enero de 2018 si Pekín no hace concesiones.

Para Steve Bannon, ex estratega de la Casa Blanca, "Trump no retrocederá y hará que la guerra comercial sea insoportablemente dolorosa para China” (...) no es solo una tarifa. Son los aranceles a una escala y profundidad que antes era inconcebible en la historia de Estados Unidos", dijo Bannon en una entrevista exclusiva con el 'South China Morning Post'

El exasesor de campaña de Donald Trump señaló que la única forma de que ambos países puedan evitar este conflicto, es si Pekín deja de "apropiarse de nuestra tecnología", porque las últimas tasas impuestas tomaron a china “desprevenida”.

Cuando entre en vigencia el último gravamen, podrían verse afectados 110.000 millones de dólares del total de 150 mil millones en importaciones estadounidenses a China.

Ahora el debate se centrará en cómo el gigante asiático responderá a los últimos movimientos de Washington.

Categorías: