Columna sin nombre: Por Pablo Jair Ortega.- No hay gasolina en Xalapa. ¿Y la Reforma Energética, apá?.

Es preocupante la nota que maneja este domingo el Diario de Xalapa referente a una escasez de gasolina admitida nada más y nada que menos por el representante de los empresarios y comerciantes de la Atenas Veracruzana.

 

Ernesto Pérez Astorga, presidente de la CANACO en la capital de Veracruz, dijo a la reportera Karla Cancino que la región de Xalapa enfrenta graves problemas por falta de gasolina, ya que, sin aviso alguno, la paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), dejó de surtir el combustible hasta en un 50%: que de los 40 viajes diarios que se necesitan para abastecer a las gasolineras, sólo llegan 20.

 

Detalla que el desabasto inició hace un mes con la gasolina Premium, que consumen el 30 por ciento de los vehículos xalapeños; y posteriormente ocurrió con la Magna desde el pasado 2 de enero, por lo que podría haber un gran problema para la ciudad porque, advierte, podría seguirle el diesel. Que las gasolineras de Xalapa se encuentran en "niveles mínimos de inventario" de producto. Que la probable causa podría ser que el combustible lo están trayendo desde el sur de Veracruz y no del puerto.

 

Usuarios de redes sociales comentaron el asunto que se reflejó en varias gasolineras de la ciudad, especialmente por la falta de Premium. Algunos apuntan que también el estado de Puebla sufre del mismo problema (Pérez Astorga explicó que este problema se ha presentado también en otras entidades).

 

“¿Alguien sabe porque ya nunca hay gasolina premium en #xalapa ?... En #Xalapa y #Coatepec del estado de #Veracruz hay escasez de gasolina Premium. #Pemex entrega 25 por ciento menos de la cantidad común… @VialidadXalapa disculpen saben dónde hay gasolina premiun fui a la de Costco y piedad y no hay… ¿Por qué no  hay gasolina premium en ninguna gasolinera de xalapa?” son algunos de los planteamientos que se hacen automovilistas de Xalapa, al no encontrar el combustible que buscan. Algunos han ido hasta Coatepec.

 

La paraestatal hasta el momento no ha dado una urgente explicación para la falta de gasolina en Xalapa, lo que mantiene la preocupación del sector empresarial que no tarda en pasar al sector población en general. Si bien no estamos en tiempos de pánico, no dude usted que al rato la falta de gasolina genere el terror para una ciudad que tiene cientos de miles de automóviles circulando diario.

 

Pero no sólo eso, sino que la cadena puede crecer, pues no se duda que este tipo de situaciones puedan hacer crecer la venta clandestina de la gasolina, como es un negocio de años y parece que ninguna autoridad ve.

 

“El empresario xalapeño reconoció que los pequeños gasolineros podrían ser lo más afectados con este desabasto toda, pues desde el inicio de los incrementos se ha ido reduciendo el promedio de venta de gasolina de manera general en las estaciones, por lo que se ha ido mermando la ganancia y el negocio de estos empresarios”, remata el dirigente de los comerciantes.

 

Lo dicho por Pérez Astorga se antoja realmente exagerado: ¿a poco los empresarios gasolineros son unas blancas palomitas que no le compran la gasolina robada al crimen organizado? ¿A poco dan verdaderos litros de a litro? ¿A poco gastan mucho en los salarios miserables que les dan a los despachadores? ¿Un gasolinero jodido? Por favor, ahora resulta.

 

Y a todo esto, después de la bombardeada mediática que nos dieron con la Reforma Energética sobre que iba a estar todo más barato (burdo argumento desmentido esta semana con el incremento de la luz) y que tendríamos más combustibles y más limpios, nuevamente los mexicanos caímos en el cuento de la propaganda barata y que siempre nos recetan cada sexenio.

 

Es preocupante porque se supone que la Energética es algo así, según Peñita, como la solución de todos los males de este país. Que la entrada de la iniciativa privada garantizaría bienestar para todos en el tema, pero ya con saber que vendieron Pajaritos a la iniciativa privada, que la gasolina está escaseando y que la luz subió de precio, quisiéramos saber ¿a dónde vamos a parar con los malos augurios que parece tener tal reforma? Porque desde que se aprobó, parece que nos cayó el chahuistle o la venganza de Cárdenas desde el más allá.

 

A lo mejor la Reforma la deberían de haber bendecido antes con agua bendita traída directamente desde El Vaticano, o de perdida con algún hechizo para la buena suerte del brujo mayor de Catemaco.

 

Sea como sea, que el Tata Lázaro nos perdone y nos agarre confesados en Xalapa.

 

www.columnasinnombre.com

pablojairortegadiaz@gmail.com

Categorías: