ColumnaSinNombre.- Por Pablo Jair Ortega: Llega Ana Cristina al Consejo de Seguridad… Sin título y sin experiencia

Este lunes el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares recordó a su gran amigo José Luis Lagunes, quien falleció el pasado 31 de enero, mientras ostentaba el cargo de secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública. También dijo que hasta poco antes de fallecer, estuvo trabajando cerca de él.

Se mantuvo acéfalo el Consejo Estatal de Seguridad Pública casi una quincena, y este lunes fue nombrada por el gobernador una mujer: se trata de la ex diputada local panista Ana Cristina Ledezma López, mujer muy joven, a quien se le recuerda como una legisladora altamente participativa en la pasada Legislatura.

Fue de las diputadas mujeres más aguerridas: tiene el mérito del fuerte de ser una de las impulsoras de la Alerta de Género en Veracruz.

Quizás sea una persona muy aguerrida, pero no se le conoce que tenga experiencia alguna en el tema de seguridad más allá de lo que se le conoce públicamente. Según datos recientes, Ana Cristina (de quien no dudamos que sea una mujer inteligente, como varios se lo reconocen) fue integrante de la Comisión de Vigilancia, secretaria de la Mesa Directiva, y, quizás lo que más la acerca al tema, presidenta de la Comisión de Protección Civil.

Si tomamos en cuenta lo último, podríamos decir que Ana Cristina sólo tiene una experiencia cercana al ramo, a medias, de sólo tres años que estuvo como diputada, pero también como integrante de la Mesa Directiva, ella tuvo que abandonar dichas comisiones porque así lo pide la Ley, así que la “experiencia” disminuye en tiempo.

Pero lo más preocupante es que, según consulta al portal de la Secretaría de Educación Pública, Ana Cristina Ledezma no tiene título profesional, lo cual es requerido para el cargo.

De acuerdo a la Ley 310 del Sistema Estatal de Seguridad Pública para el estado de Veracruz de Ignacio De La Llave, en su capítulo III sobre la Secretaría Ejecutiva, el artículo 31 dicta: “El Secretario Ejecutivo será el encargado de la efectiva instalación y funcionamiento del Consejo Estatal, y deberá cumplir los siguientes requisitos: I. De conformidad con el artículo 50 de la Constitución Local, deberá ser veracruzano y contar con título profesional expedido por autoridad o institución legalmente facultada para ello, y cumplir con los demás requisitos que establezca la ley”.

Otro de los apartados indica que el o la titular de la Secretaría Ejecutiva debe “Ser de reconocida capacidad y probidad y contar con, por lo menos, cinco años de experiencia en áreas de seguridad pública”.

A lo mejor uno es ignorante de las leyes; no obstante, ahí se establece claro y no necesita mucha interpretación. Ni siquiera se trata de percepción ciudadana, pues la información de que Ana Cristina no tiene título es oficial.

Pero a lo mejor resulta que recurren a Sarita, la rectora de la UV, y le dan un título al vapor así como al secretario de Gobierno. Total, así se respetan las leyes en este nuevo gobierno de gabinete parchado.

INTOLERANCIA Y… ¿ENOJO?

El jueves pasado, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares habló sobre la percepción de los veracruzanos en el ámbito de la seguridad; lo anterior desencadenó críticas por parte de periodistas y actores políticos en el sentido de que no sólo era una “percepción”, sino una realidad. El castre jarocho, sobra decirlo, estuvo bueno, pero al parecer el gobernador no aguantó vara… tanto así que de plano al día siguiente se hizo ojo de hormiga y no apareció por ningún lado.

El mandatario reapareció hasta el sábado, cuando tuvo el acierto de acercarse a los manifestantes de la Plaza Lerdo, quienes sólo pedían los escucharan y atendieran sus demandas. El domingo, el gober viajó a Las Choapas a una reunión de seguridad.

Quizás sea sólo la percepción de este columnista, pero al parecer el mandatario estatal se enojó, tomó una dosis de intolerancia y sutilmente llamó “ignorantes” a quienes le criticaron, entre ellos su primo el senador Héctor Yunes Landa.

Ahí va un consejo: “El que se enoja, pierde”… Sépanlo, bola de ígnaros.

Categorías: