Contraesquina Política.- Por Fernando Martínez Plascencia: Víctor Carranza, extrañas “corrientes marinas” que no pueden con la corrupción…

-- Víctor Carranza, extrañas “corrientes marinas” que no pueden con la corrupción de su gobierno.

-- Los hermanos Pintos Guillén: Al borde de la destitución.

Resulta que Víctor Carranza, alcalde de Coatzacoalcos no se cansa de decir sandeces cada vez que tiene oportunidad de soltar la lengua. Sirvió el arranque del operativo de Semana Santa para demostrarnos que en eso de decir cada tontería nadie le gana.

¿Donde tendrá el cerebro este señor? Es inconcebible cómo puede destruirse a sí mismo cada vez que abre la boca. Sus declaraciones son cada día más desastrosas. El cambio de titular en la dirección de comunicación social, tampoco le ha servido o ayudado en algo...hasta ahorita.

Según Carranza, las “corrientes marinas de agua”, se llevan todas las heces fecales que se descargan a las playas ante la falta de plantas de tratamientos de aguas, por lo cual, nuestros visitantes pueden meterse, placenteramente, con toda confianza, ha darse un baño con la seguridad de que el foco de contaminación de salud es arrastrado al fondo del mar.

Estas “fuerzas marinas” nos ayudan- según el auto nombrado Comandante Supremo-a llevarse todas las aguas negras, malolientes, cada que vienen de vacaciones aquellos ingenuos que nos visitan en estas paradisíacas playas.

Semejantes sandeces son propias de quien no tiene el mínimo respeto por los ciudadanos, de quien escuda su incapacidad buscando encontrar ayuda en las causas naturales, descuidando su responsabilidad como gobernante en muchos aspectos, sobre todo en transparencia.

Arderá Troya en la próxima Sesión de Cabildo, donde no solo se discutirá el caso tan grave, de falsificación y alteración de documentos oficiales, cometido por el detestable secretario del ayuntamiento Miguel Pintos Guillén, al entregar a un Juez de Distrito, un Acta de Sesión de cabildo del año 2014, donde en uno de sus puntos, el número 5, señala que se le entregó en concesión al señor Ember de Jesús Ballinas García, una fracción de terreno en el estadio Miguel Hidalgo para instalar una cancha de futbol.

Resulta que este sujeto-quien le debe el cargo a Rocío Nahle-trató de engañar al juez, entregando una copia simple de dicha acta, cambiando el nombre del concesionario y la ubicación del terreno.

Existen copias certificadas emitidas por el congreso en poder de Ember de Jesús Ballinas García, quien se encuentra amparado para no ser desalojado arbitrariamente por Víctor Carranza, Miguel Pintos y el coordinador Jurídico Agustín Jiménez, firmadas por la secretaria de servicios legislativos Ángeles Blanca Castaneyra Chávez.

Bastaría solo eso, pero el Lic. Amadeo Condado Espinoza, jefe del departamento de amparos de la actual legislatura, acaba de hacer llegar al juzgado federal respuesta a su solicitud, en la que certifica que efectivamente dichas actas existen en el archivo del congreso.

Al juzgado federal únicamente le toca dar vista a la fiscalía general de este delito que podría configurarse en Fraude Procesal, lo cual puede traer como consecuencia, la destitución del secretario, incluso la del alcalde por complicidad, al avalar que el libro azul, donde se encuentran los registros de todas las actas se lo habían robado, sin que exista hasta hoy denuncia alguna.

La soberbia, el machismo, no le permite escuchar al alcalde ni a los regidores que semejante asunto les va a reventar dejándolos muy mal parados ante una sociedad que observa la forma tan indiferente, insensible que le están dando a esta situación que puede terminar con la vida política de varios personajes al interior de la actual comuna.

Pero eso no es todo lo que enfrenta esta desastrosa administración municipal que encabeza Víctor Manuel Carranza Rosaldo.

El 21 de marzo del año 2019 le fue notificado a la coordinación jurídica del ayuntamiento, a cargo del inútil Agustín Jiménez, un acuerdo, del 7 de marzo del 2019, dictado en el juicio contencioso administrativo 129/2103, promovido por Samuel Muñoz Rivas ante el TEJAV, derivando en el cuaderno de ejecución 43/2016, que requiere al tesorero y al cabildo, dar cumplimiento al pago que reclama el demandante.

El 26 de noviembre del 2013, Samuel Muñoz Rivas demandó en la sala regional del Tribunal Contencioso Administrativo, el pago del CONTRATO DE OBRA PÚBLICA ARB/022/2011, cuya obra consiste en el Mantenimiento Preventivo y Correctivo general del DIF-MUNICIPAL “CRIC ESTATAL”, SALÓN DE USOS MÚLTIPLES Y DE CASA PAMA por la cantidad de $951,982. 88 (novecientos cincuenta y un mil, novecientos ochenta y dos pesos 88/100 MN).

Dictan sentencia favorable al demandante en el 2014, la cual fue impugnada en el recurso de revisión, sin embargo, se confirmó la sentencia en contra del ayuntamiento, y posteriormente en el 2017, ante la omisión del pago, solicitó en el amparo número 1267/2017, la protección de la justicia federal, lo que le fue concedido, y requiere a la autoridad a pagar, y le dice que la negativa puede derivar en una multa de 8 mil sesenta pesos, y turnar el expediente al Tribunal Colegiado de Circuito y en consecuencia la separación del puesto, y consignación.

En julio del 2018, se sesiona en cabildo para tratar este asunto, y se acuerda pedir autorización al Congreso para afectar alguna PARTICIPACIÓN para cumplir con dicho pago.

El Congreso acordó en enero del 2019 que “ …...el ayuntamiento realice las adecuaciones necesarias en su fondo de participaciones de acuerdo al control presupuestario, contabilidad gubernamental, etcétera, quien regule el correcto uso de los recursos públicos federales…...para dar cumplimiento a la sentencia recaída……”. Es decir, le da libertad al municipio para que decidan qué áreas se afectarán para obtener los recursos y pagar.

Por los caprichos y cerrazón del presidente municipal Víctor Carranza Rosaldo, no se ha pagado hasta el día de hoy.

La llegada del oficio del 21 de marzo, donde se informa del acuerdo del 7 de marzo del presente año, dictado dentro del Juicio Contencioso Administrativo, obligó al contumaz Agustín Jiménez, un sujeto que no arregla ni donde se acuesta, a informarle al alcalde que el TEJA exige información acerca de las adecuaciones a los fondos federales para pagar, tal como instruyó el congreso al ayuntamiento.

Desde la llegada del oficio, donde se informa del acuerdo, no se ha sesionado ni se ha cumplido con las adecuaciones a los fondos federales, y a pesar de que el Tribunal otorgó un término de 3 días para que se informe sobre dicho cumplimiento, esto no se ha hecho y en caso de no atenderse debe procederse a la destitución del tesorero.

Llama la atención tanta irresponsabilidad del alcalde, al ignorar el llamado del Tribunal de Justicia Administrativa para cumplir con tal obligación, siendo que el congreso ha dejado en sus manos tal decisión para que determine qué áreas pueden afectarse económicamente para cumplir con la sentencia.

Lo bueno de todo esto es que, de una u otra forma, el nepotismo de los hermanos Pintos Guillen puede llegar a su fin. O Miguel, secretario del ayuntamiento se separa para enfrentar a Jorge Winckler por el delito de Fraude Procesal por lo de las actas de cabildo falsas que entregó al juzgado federal, o Mario, tesorero, es destituido por desacato del presidente municipal.

Categorías: