Critican que médicos pierdan visión humanista

Cd. de México, 23 Oct-06 (Agencias) .- En el Día de Médico, en la Secretaría de Salud del Distrito Federal, criticaron que en esta profesión se este perdiendo la visión humanista y predomine el mercantilismo.

Arturo Robles Páramo, director de Enseñanza del Hospital Belisario Domínguez, dependiente del gobierno capitalino, catalogó a los diferentes tipos de médicos, en los que resaltó que están más en la búsqueda del beneficio económico que en atender a un paciente y que intentan salvar a las personas para evitar posibles demandas, no por el servicio social.

A su vez, Ricardo Barreiro Pereda, secretario de Salud del Distrito Federal hizo un llamado a todos los médicos a que no olviden "quienes somos, que somos y que hacemos" y les pidió que mantengan los valores de dignidad, respecto y equidad con sus pacientes.

En su discurso, Alejandro Encinas, jefe de Gobierno del Distrito Federal, dijo tener una opinión más optimista, pues le ha tocado constatar que pacientes que acuden a los servicios médicos locales salen satisfechos por la atención médica y personal que se les brinda.

No obstante reconoció que existe este tipo de problemas en los servicios públicos, pero insistió en que ha encontrado médicos y enfermeras con mística, vocación de servicio y buen trato con la gente.

En el Museo de la Ciudad de México, donde entregaron 146 reconocimientos a médicos por su alto nivel de profesionalismo, Robles Páramo dio a conocer las reflexiones en torno al servicio que prestan los médicos y aseguró que no intenta atacar a nadie, por lo que ofreció disculpas.

Al clasificar a los tipos de médicos, dijo que se encuentra el servicial, que es el doctor al que todos aspiraban cuando eran niños para atender al paciente y darle un tratamiento tan efectivo que no fuera necesario que regresará, pero esta "especie esta en vías de extinción".

Después, continuó, se encuentra el médico comerciante, que es la evolución más próxima de la anterior, que se caracterizan porque no curan de inmediato para garantizar que sus pacientes regresen.

También señaló a los burócratas, que "no se si representan una involución de los dos anteriores", pero siempre están con papeles que llenar y entre él y los enfermos hay máquinas de escribir o una computadora.

Mencionó también a los investigadores, que aspiran a descubrir nuevos remedios en beneficio de la humanidad, pero pocos lo logran.

Por último mencionó a los educadores, obsesionados por la evaluación científica pero que a veces tienen resultados desalentadores.

Comentó que la situación real, es que hay un desprestigio social, por lo que este gremio debe hacer algo para revertirlo.

Categorías: