Día histórico en Argentina: Senado vota la despenalización del aborto

Reportero: 
Redacción

Argentina, 8 Jul-18 (Agencia).- El Senado de Argentina inició una sesión en la que tratará el proyecto para despenalizar el aborto, aprobado en junio pasado en la cámara de diputados y cuya sanción definitiva genera una fuerte polémica social y política.

Se trata de un día histórico para Argentina: los senadores tienen en sus manos la posibilidad de modificar una de las leyes más controvertidas, la que penaliza la interrupción del embarazo y reemplazarla por un proyecto que permite la práctica dentro de las primeras catorce semanas de gestación. Actualmente solo se permite el aborto cuando el embarazo es fruto de una violación o peligra la vida de la madre.

En el exterior del Congreso nacional, cientos de miles de personas se manifiestan a favor y en contra del proyecto. De un lado los icónicos pañuelos verdes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Del otro lado, pañuelos celestes en los cuerpos de quienes se autodenominan 'pro-vid'” y rechazan la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

En ambos lados se llevan a cabo charlas, conciertos, talleres y todo tipo de actividades en las que se espera congregar a miles de mujeres y hombres. En medio del frío porteño siguen de cerca todo lo que sucede dentro del recinto, donde los 70 senadores (por dos ausencias) dan sus argumentos en medio de una fuerte división de opiniones.

La tendencia inicial marca el rechazo al proyecto

La sesión será intensa y larga y la votación, reñida, como ya ocurrió el pasado 14 de junio, cuando la Cámara Baja terminó dando el visto bueno a la iniciativa tras un debate que se extendió casi 24 horas.

Inicialmente los números estarían en contra de la despenalización. Se calcula que serían 38 los senadores que están en contra de darle sanción definitiva al proyecto y 31 quienes estarían a favor. Habría un indeciso y otro que estará ausente.

Es por eso que la estrategia de quienes quieren que se apruebe el proyecto apunta a conseguir ausencias en el senado y de esta manera modificar el balance de los votos.

Un empate sería una situación poco probable, pero en caso que suceda la última palabra la tendrá la Presidenta del Senado y Vicepresidenta de la nación, Gabriela Michetti, quien ya se manifestó contraria a la reforma, incluso en casos de violación.

Son tres los escenarios posibles en el Senado

Hay una serie de alternativas que pueden suceder en el Congreso. Los senadores pueden aprobar o rechazar la ley pero también existe la posibilidad de que le introduzcan algunas modificaciones, como por ejemplo la reducción de 14 a 12 semanas durante las que es admisible un aborto, o la objeción de conciencia para que los médicos decidan si quieren realizar abortos.

En caso de introducir modificaciones, el proyecto debería volver a la cámara de diputados para que esta decida si lo aprueba de esa manera o vuelve al original.

Un debate que acaparó a toda una nación

2018 quedará en la historia de Argentina como el año en que por primera vez un proyecto de ley para despenalizar el aborto llegó a las dos cámaras del Congreso Nacional.

Antes y después de la media sanción en Diputados se vivieron semanas de gran intensidad en las que el debate se no solo se abrió en el parlamento sino también en los medios, redes sociales, en las calles y en cada conversación.

Fueron días de exposiciones en comisiones parlamentarias y también de masivas manifestaciones populares, polémicas y discusiones entre distintos sectores políticos, y mucha reflexión. Ya sea a favor o en contra del proyecto de ley, nadie quiso quedarse afuera de un momento histórico.

En este sentido, Ingrid Beck, periodista argentina, militante feminista e integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito señaló en declaraciones a France 24 que, más allá de lo que suceda en la cámara de senadores, en el país “ya hay una batalla ganada porque el aborto era una palabra casi prohibida en el país, nadie contaba nada, y hoy se habla en todos lados. Está en los medios, en las casas, en las mesas familiares. Muchas mujeres se animan a contar que pasaron por un aborto y que vivieron el estigma de la clandestinidad por mucho tiempo”.

El aborto ya no es un tema tabú en Argentina y los propios funcionarios tuvieron que hacerse eco de lo que pasaba en las calles. Para Ingrid Beck, “los dirigentes políticos ya no pueden mirar para otro lado” porque lo que hasta ahora era invisible comenzó a mostrarse: relatos, historias y voces que durante años permanecieron calladas salieron a la luz.

Dos nuevos casos exponen los riesgos de los abortos clandestinos

Días antes del debate en el Senado sucedieron dos episodios que muestran los riesgos a los que se exponen las mujeres que abortan en clandestinidad. Una mujer de 34 años quedó internada en grave estado en un hospital de la provincia de Mendoza tras haberse realizado un aborto clandestino.

El periódico argentino Página 12 indica que desde el centro de salud confirmaron que la paciente ingresó a la guardia con una hemorragia, fiebre y una infección, por lo que debieron extirparle el útero. La mujer, madre de cinco hijos, lucha por su vida y está en coma inducido.

El caso remite a la muerte, días atrás, de Liliana Herrera, una joven de 22 años y madre de dos chicos que murió a raíz de infección generalizada luego de practicarse un aborto clandestino en la provincia de Santiago de Estero el pasado sábado 4 de agosto.Se trata del tercer caso en ese centro de salud durante este año.

Para Macri “ganará la democracia”

El presidente Mauricio Macri pidió tolerancia frente a la "trascendental" votación para legalizar el ya que, sea cual sea el resultado, para el " ganará la democracia".

"La importancia de esta votación va mucho más allá del tema específico que intenta dirimir. Nos plantea como sociedad un escenario pacífico para promover y realizar cambios. Pero, además, nos obliga como individuos a comprometernos a aceptar que hay otros que piensan distinto", difundió Macri a través de su cuenta oficial de Facebook.

A su criterio, el debate sobre el aborto hizo "reflexionar a muchos argentinos sobre un tema en el que no tenían posición e iluminaron otros asuntos fundamentales que eran opacos a la opinión pública", continuó en el texto.

Asimismo, consideró este debate como una previa a los "cambios profundos e incesantes" que deberán tratar los argentinos "a lo largo de este siglo", que "serán un desafío espectacular" a la "tolerancia".

El mandatario insistió en que "nadie obtendrá todo el tiempo exactamente lo que busque" pero aseguró a modo de conclusión que, si los ciudadanos entienden y respetan esta realidad, acabarán siendo "verdaderamente libres y mejores personas".

Según el Ministerio de Salud se realizan 41 abortos por hora en Argentina

De acuerdo a cifras brindadas por el Ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, durante su exposición en el Congreso, en el país se realizan 354.627 abortos al año, unos 41 por hora. Actualmente, unas 70.200 mujeres deben ser hospitalizadas por complicaciones de abortos algo que con la legalización se reduciría drásticamente a 1.445 internaciones, según detalló el funcionario.

Además, Unicef calcula que en el país austral nacen anualmente casi 3.000 bebés de niñas de entre 10 y 14 años y, para Amnistía Internacional, el aborto clandestino es la principal causa de muerte materna en 17 de las 24 provincias argentinas.

Categorías: