De un plumazo, cancela Yunes Linares la deuda del gobierno con proveedores

Reportero: 
Redacción / Fotos: Julio Argumedo

Xalapa, Ver., 11 Sept-17 (VRed/La Jornada Veracruz).- La administración de Miguel Ángel Yunes Linares no pagará ni un solo peso a los acreedores del Gobierno de Veracruz, pues a través de la publicación de un decreto en la Gaceta Oficial del Estado que mantuvo oculto, determina que toda la deuda con sus proveedores ha quedado sin efecto.

Con fecha de 30 de diciembre de 2016, el mandatario estatal publicó un decreto mediante el cual establece desaparecer la deuda institucional del gobierno del estado con proveedores y contratistas por 11 mil 38 millones 504 mil 824 pesos.

Esta deuda fue causada durante la administración de Javier Duarte de Ochoa y en julio del año pasado, buscó que se pagara con recursos del impuesto a la nómina, pero con la llegada de Yunes Linares y aprovechando el fin de año, decretó que su gobierno no pagará ni un solo peso a quienes hayan construido, entregado algún bien o previsto un servicio al gobierno estatal.

Con esta medida, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares desconoce de facto los compromisos gubernamentales, los deja sin efecto al derogar dicho acuerdo avalado por la Legislatura y genera la incertidumbre de centenas de empresarios y proveedores.

Apenas hace un par de semanas, en rueda de prensa, el mandatario estatal aseguró que sí se les iba a pagar a los empresarios, pero primero deberían someterse a un proceso exhaustivo de revisión de sus facturas, pero había mantenido oculto el decreto.

Es común que los ejemplares de la Gaceta Oficial del Estado permanezcan escondidos o sean subidos varios días, semanas o hasta meses después, en temas relacionados con el manejo de los recursos públicos.

Por ello, el número extraordinario de la Gaceta Oficial en el que se establece el decreto para dejar de pagar la deuda fue subido apenas hace algunas semanas, junto con otros más que habla de diversos convenios de coordinación entre dependencias estatales y federales.

En el decreto, Miguel Ángel Yunes Linares deja sin efecto un decreto anterior, que establecía la forma en cómo se iban a pagar las deudas provocadas por las 18 dependencias estatales, en las que se distribuyeron los adeudos que corresponden a 5 mil 321 millones 354 mil 235 pesos a proveedores; 4 mil 672 062 millones de pesos a contratistas y mil 45 millones 88 mil 511 pesos a terceros institucionales.

En el acuerdo 899, Duarte de Ochoa establecía que ese Decreto "tiene por objeto garantizar el pago de las obligaciones a cargo del gobierno del estado con los proveedores y contratistas que actualmente forman parte del pasivo circulante".

Originalmente para pagar se establecía que se afectaría la totalidad de la recaudación proveniente del impuesto sobre erogaciones por remuneraciones al trabajo personal (conocido como impuesto del 2 por ciento a la nómina) hasta en tanto se extingan totalmente dichas obligaciones, para lo cual se creó el Fideicomiso Irrevocable de Administración de Cuentas Mandatadas, el cual administraría los recursos para pagar aquella deuda y sanear las finanzas del estado, ya que forman parte del pasivo circulante de la Hacienda Pública Estatal.

Sin embargo, en la Gaceta Extraordinaria del último día laborable del año pasado, Yunes Linares abrogó la ordenanza duartista mediante el decreto número 11 y además explicita que "se deroga cualquier disposición que contravenga el presente Decreto" y al mismo tiempo "extingue el Fideicomiso Público número S/0500149 de Administración del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal".

Categorías: 
Galeria: