Debo no niego; pago lo justo.- Por Teresa Carbajal: ¡No al impuesto al ahorro!

El próximo 31 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro.

En México lo celebraremos en la incertidumbre que genera la iniciativa fiscal contenida en el paquete económico 2020, misma que de aprobarse traería entre otras consecuencias el aumento del impuesto al ahorro.

Por si no aun no está enterado del tema, en días pasados se difundió la noticia de que la nueva propuesta fiscal en esta ocasión contemplaba a las vendedoras de productos por catálogo, ¿que para qué?, pues para imponerles cargas y obligaciones fiscales a los ingresos que perciben por esta actividad de la que en algunos casos viven y en otros practican como un complemento de su sueldo.

Al tiempo que circuló aquella noticia, también nos indignamos porque otra de las novedades del proyecto es, el aumento a la tasa de retención provisional aplicable a capital.

Propuesta sobre la cual Luis Niño de Rivera, actual presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) virtió una severa crítica durante su participación en la rueda de prensa del pasado 30 de septiembre que concedió a los medios de comunicación el Banco de México para hablar respecto a la operación y puesta en marcha de la nueva plataforma de cobro digital (Codi).

Señaló que después de que su gremio (los banqueros) hicieran un análisis profundo acerca de aumentar el impuesto al ahorro de 1.04% a 1.45% existe un aumento de hasta el 39% para quienes ganan más de 400 mil pesos al año.

Sin embargo para quienes ganan menos de 400 mil pesos la nueva tasa será de un 48%. Lo que lleva a concluir que en realidad el aumento del impuesto va dirigido a los que menos ganan, o sea: “primero los pobres”.

Cabe mencionar que estos cambios fiscales que se contemplan en el paquete se han justificado por parte de sus diseñadores, como un mecanismo o estrategia de atacar la evasión fiscal.

Pero, ¿realmente son quienes ganan menos de 400 mil pesos por año, los verdaderos evasores fiscales?

A ver… haciendo cuentas, para reunir un ingreso de tal cifra al año, habría que ganar aproximadamente 33 mil pesos mensuales ¿quién gana esa cantidad?, estoy segura que son muchos más los que obtienen ingresos mensuales por debajo de esa cifra.

Pues ellos, los que ganen menos de 30 mil pesos al mes son quienes tendrán que pagar una tasa mayor de impuestos por cada peso si se atreven a ahorrar.

Coincido con Niño de Rivera; la iniciativa podría afectar a los de menores ingresos, desalentándolos de perseguir aquel sueño lejano que es ahorrar, y ni hablar del tema de la inclusión financiera, pues los valientes que se atrevan a reservarse una parte de sus ingresos -para ya no llamarlo ahorro- volverán a guardarlo ‘abajo del colchón’.

Vaya revés en materia de educación financiera…

¡Si tiene deudas y desea exponer su caso llame al 2281148502!

Visite www.elbarzonrc.org Contacte elbarzonrc@yahoo.com.mx, O sígame en @terecarbajal

Categorías: