Desde las redes… En Minatitlán, el alcalde Nicolás Reyes cumple con la ley; subsana omisiones de Guadalupe Porras

El gobierno municipal que preside Don Nicolás Reyes Álvarez –respetuoso de la ley- cumplió con la sentencia de pago de cinco millones de pesos a la empresa Constructora “Construlín S.A. de C.V., dictada por el Juzgado Cuarto de Primera Instancia de ésta ciudad, con base en los elementos que el abogado de la parte actora, Nicolás Jiménez Victoriano aportó en el expediente 1802/2011.

En el año 2011 el Ayuntamiento que presidía Guadalupe Porras David, le adjudicó una serie de obras a la referida compañía, como la Clínica de la Mujer y obras de drenaje y pavimentación, sin embargo en un acto por demás irresponsable la nefasta ex alcaldesa se negó a cubrir los pagos correspondientes.

Fue por ello que el representante legal de la empresa interpuso una demanda reclamando el pago omitido por el gobierno porrista.

El juicio ejecutivo mercantil (expediente 1802/2011) siguió su curso y en el periodo del mal recordado alcalde priísta Leopoldo Torres García –que por lo visto, al igual que su predecesora y sucesores, se pasaron la ley por el arco del triunfo- el Juzgado Cuarto de Primera Instancia ordenó al ayuntamiento cubrir el pago requerido por el empresario ¿Qué sucedió? El cabildo torrista se pasó por salva sea la parte la sentencia judicial.

El abogado de la parte actora prosiguió aportando elementos y en marzo del año pasado el Juzgado Cuarto ordenó al gobierno que presidía Héctor Cheng Barragán cubrir el monto de casi 5.5 millones de pesos a la parte agraviada y pese a que en sesión de cabildo se aprobó cubrir el pago, el tesorero municipal y actual regidor, Saúl Wade León, mañosamente se negó a cumplir la orden de ese cuerpo colegiado municipal.

¿Sería acaso porqué para esas fechas ya tenía la certeza que el ganador de la elección sería el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en la persona del actual Presidente Municipal, con la intención de dar tropezones a la actual administración municipal?

Con toda seguridad así fue, porque justamente a inicios de ésta semana, el actuario del Juzgado Cuarto de Primera Instancia notificó a las autoridades acerca de la nueva sentencia en la que se condenaba a las autoridades municipales a cubrir la suma millonaria.

Por lo anterior, el Presidente Municipal convocó a su cabildo a sesión urgente y oh! Sorpresa, el primero en levantar la mano dando su aprobación para que la actual administración cumpliera con la sentencia condenatoria del Juzgado Cuarto fue Saúl Wade León, el mismo que en su calidad de tesorero mandó por un pito a su “testaferro” Héctor Cheng y a los “ediles”, negándose a cubrir la suma requerida a Construlín S.A. de C.V.

Así se las gastaba el entonces tesorero y actual edil, quien desde el inicio de la actual administración ha estado en contra de todo y a favor de nada, salvo ésta ocasión, que ante el riesgo de ir a prisión –como ocurrió recientemente con los integrantes del cabildo de Paraíso, Tabasco- Wade León tuvo que “tragar camote” y aceptar sin chistar la resolución judicial que en su momento él se la pasó por el arcotete del triunfo.

Con esta acción, el gobierno de Nicolás Reyes Álvarez, demuestra acato y respeto a la ley y a quienes se encargan de aplicarla. No así los ex alcaldes priístas Guadalupe Porras David, Leopoldo Torres García, José Luis Sáenz (por cuánto hace a su corto periodo) y Héctor Cheng Barragán, que no más que un títere del actual regidor Saúl Wade.

Categorías: