El catedrático de 30 años que rechazó a Zuckerberg gana el 'Nobel' de las matemáticas

Reportero: 
Redacción

* El alemán Peter Scholze recibe la medalla Fields junto al australiano Akshay Venkatesh, el iraní Caucher Birkar, y el italiano Alessio Fegalli

Alemania, 1 Agos-18 (Agencia).- Peter Scholze partía como uno de los favoritos en todas las quinielas. Finalmente este jueves, durante la inauguración del XXVIII Congreso Internacional de Matemáticos (ICM), se han conocido los nombres de los ganadores de las medallas Fields. Consideradas 'el Nobel' de las matemáticas, entre los ganadores se encuentra este matemático, premiado por sus investigaciones sobre aritmética y geometría algebraica.

Recientemente nombrado director del Instituto Max Planck de Matemáticas de Bonn en Alemania, Peter Scholze fue el catedrático más joven de la historia de Alemania. En tan sólo tres semestres finalizó el Grado de Matemáticas, el máster le costó dos semestres más.
Con treinta años de edad, "está considerado como uno de los matemáticos más brillantes de su generación", asegura José Ignacio Burgos, investigador del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) y experto en geometría aritmética, una disciplina a caballo entre la teoría de números y la geometría algebraica, al igual que Scholze.

La Medalla Fields se suma a la larga lista de condecoraciones que ha recibido el matemático a lo largo de los años. En 2016 se le otorgó el premio de la Sociedad Europea de Matemáticas y el reconocimiento de Ciencia e investigación más importante de Alemania, el Leibniz Prize. En noviembre de 2015 rechazó el premio Nuevos Horizontes en Matemáticas (de 100.000 dólares), entregado y financiado por Mark Zuckerberg y Yuri Milner. Scholze nunca ha hablado públicamente sobre las razones de su rechazo pero el matemático estadounidense, Michael Harris, de la Universidad de Columbia en Nueva York, especuló en su blogsobre los motivos: "Quizás pensó que las prioridades de Silicon Valley simplemente no son compatibles con las de la comunidad matemática".

El propio Harris calificó al matemático en el artículo como "una fuente inagotable de ideas revolucionarias. El trabajo de Scholze es definitivamente vanguardista y las matemáticas necesitan más individuos como él".

Quanta Magazine recoge una anécdota de la época escolar de Scholze que describe su forma de trabajar. A la edad de 16 años, la demostración del teorema de Fermat de Andrew Wiles le fascinó y le sirvió de inspiración. "No entendía nada, pero estaba realmente fascinado". Años después, el matemático hizo una de las aportaciones más grandes de este siglo en el campo de las matemáticas contemporáneas, reducir las conjeturas locales de Langlands, parte del programa Langlands (definida como la gran teoría unificada de las matemáticas). Simplificó de manera eficiente todas las cojeturas, reduciendo las 300 páginas de la última revisión a 37.

Un puente entre la geometría y los números

El programa de Langlands es una red de conjeturas cuya finalidad es relacionar objetos aritméticos (los cuerpos de números) con objetos analíticos (formas automorfas). Reducir a conceptos más sencillos ciertas ideas matemáticas fue la motivación de Scholze en su tesis doctoral, la teoría de los espacios perfectoides.

En su investigación, el matemático trata de entender las propiedades de los números p-ádicos (donde p es un número primo), propuestos por el matemático Kurt Hensel en 1897 para resolver problemas algebraicos clásicos; relacionándolos además con una situación más geométrica. Esta nueva herramienta le ha resultado muy útil para resolver cuestiones aritméticas que llevaban décadas planteadas. Según los expertos del campo, la teoría de los espacios perfectoides tiene un gran potencial y se espera que pueda dar lugar a importantes avances en el programa de Langlands.

Entre el resto de galardonados figura Akshay Venkatesh, considerado 'un niño prodigio' que con tan sólo 12 años se convirtió en el único australiano capaz de ganar la Olimpiada Internacional de Física y de Matemáticas el mismo curso. Un año más tarde finalizó el instituto, ahora es catedrático en la Universidad de Stanford en Califronia, EEUU.

Venkatesh, entre otras aportaciones, ha realizado contribuciones sobre ecuaciones diofánticas, aquellas cuyos coeficientes son números enteros y de las que se buscan soluciones enteras.

Otro de los premiados es Caucher Birkar, catedrático de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido. Durante la ceremonia de premios, la medalla que correspondía a Birkar fue sustraída, según anunciaron los organizadores del evento. Este matemático kurdo iraní destacó como el estudiante de doctorado más prometedor en 2003, según la Sociedad Matemática de Londres. Sus contribuciones más destacadas pertenecen a la geometría algebraica, una rama clásica de las matemáticas.

El último de los galardones fue para Alessio Figalli , catedrático en la Escuela Politécnica Federal de Zürich en Suiza, quien ha realizado contribuciones fundamentales a la llamada teoría de regularidad del problema del transporte óptimo. Esta cuestión consiste en distribuir recursos de forma que el coste de un cierto proceso sea el menor posible.

Categorías: