Exhiben presunto tráfico de influencias e intimidación de Miriam Rendón en Juzgado XII; reclaman a Edel Álvarez Peña su intervención

Reportero: 
Yolanda Tenorio / Foto tomada de El Insurgente de Mina

Minatitlán, Ver., 11 Dic-18 (VRed).- Emmanuel Robles Castro, exigió a las autoridades del Poder Judicial a cargo de Edel Álvarez Peña, revisar la actuación de la responsable del Juzgado Décimo Segundo de lo Familiar con sede en Minatitlán, Miriam Rendón José por “corrupción, tráfico de influencia, burocracia e intimidación”.

En rueda de prensa Robles Castro, padre que reclama la patria potestad de su hija, pidió a la Fiscalía General del Estado (FGE) subsanar y revisar las siete denuncias que inició desde hace más de año y medio para obtener la custodia “ha habido bloqueo por parte de la autoridades porque mi hija no quiere estar con su mamá y así se lo expresó a la juez, pero ella dice no le hagan caso”.

Cuestionado sobre el estado psicológico de la menor, externó que hay maltrato por parte de la madre de nombre “Nayeli” y fue necesario remitirla a tratamiento psicológico desde hace más de un año, “recibe terapia de tres psicólogos”.

Detalló que hace más de un año “Nayeli” abandonó el hogar y decidió regresar con el argumento de que prefería evitar problemas legales, toda vez que ya había sido denunciada. Ambos tienen dos hijos, una de seis años y otro de tres “que se encuentra con su mamá”.

No descartó que en el caso haya “tráfico de influencias” porque “Nayeli” tiene parientes vinculados a la política en otra entidad federativa, así como del abogado meritorio Edgar Morales.

“Mi hija manifestó ante la Fiscalía tanto en la materia penal como en materia civil a la abogada que no es su deseo vivir con su mamá. En el DIF también hay irregularidades, porque había reuniones diarias y se suspendieron”, aclaró.

Lamentó que tanto las autoridades como “Nayeli”, no estén interesados en la decisión de la menor de mantenerse bajo su resguardo, “estoy preocupado por la psique de mi hija que ha expresado que esperaba que la juez determinara que se quedaría conmigo y no fue así, ella no quiere estar con su mamá, ella dice que hay coacción, pero a mi hija nadie la presiona”.

Externó temor por la actuación de las autoridades que en fecha reciente rodearon el domicilio de su padre como si se tratara de un delincuente, “la autoridad deja en la indefensión a los dolidos, por los resultados de su investigación”.

Robles Castro señaló que su hija le ha pedido quedarse con él porque no desea estar con su madre, “yo no puedo darle la espalda y decirle te vas, si yo no le hago caso, quién le va a poner atención”.

Confió en que las autoridades del Poder Judicial, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la presidenta estatal del DIF, Verónica Aguilera Tapia, darán seguimiento a su caso.

Categorías: