Filias y Fobias… del Poder.- Por Miguel Angel Rueda-ruiz: ¿“Fast track” del yunismo para la UPAV? (II y última parte)

- Transformación de gran calado reclama templanza, tiempo y honestidad

En el debate público por la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV) se plantean al menos tres escenarios

- el remozamiento “fast track” que la convierta en una mala copia de la Universidad Veracruzana en base a un dictamen legislativo que puede aprobarse en algún momento de los menos de cincuenta días que le restan a la LXIV Legislatura del Congreso del Estado donde el yunismo todavía puede contar con mayoría simple

- la transformación sopesada - en base a la autocritica y deslinde de responsabilidades de presuntas irregularidades- que valore el modelo educativo planteado por el fundador Guillermo Zúñiga Martínez e integre a quienes le dieron proyección a la institución

- el tercer escenario es una disolución del ente, hoy plagado de inconsistencias provocadas por los tres rectores designados por el jefe máximo de la UPAV, el gobernador bianual Miguel Angel Yunes Linares. Desaparecería también una salida educativa para varios miles de personas.

Los tres escenarios son posibles, la variación es el factor tiempo.

En la primera posibilidad, el tiempo se agota a Miguel Angel Yunes Linares y sus operadores. Yazmín Copete Zapot en el Congreso del Estado y Lenin Torres Antonio -flavinista/yunista- en la red instalada dentro de la UPAV por Flavino Ríos Alvarado desde que despachaba en la Secretaría de Educación de Veracruz, en el duartismo.

La urgencia de convertir a la UPAV en una versión jocosa de la UV, con presupuesto, patrimonio material, edificios, sindicato, IPE, prebendas y amiguismo está en la mente de Yunes Linares y Flavino Ríos a través de Lenin Torres Antonio, aspirante a la rectoría de la institución.

Se les agota el tiempo para lograrlo. La mayoría que tienen en la actual legislatura concluye en octubre.

A la perversa pretensión se le han colocado voces como la del actual diputado local por MORENA, Zenyazen Roberto Escobar García y la del promotor de la UPAV en el sureste veracruzano, José Luis Almanza Kats.

Ambos coinciden en que no hay tiempo y por tanto no es el momento para realizar la cirugía profunda y precisa que requiere la institución creada para dar aliento profesional a miles de veracruzanos, jóvenes y adultos, la mayoría trabajadores y de escasos recursos económicos, que están fuera del horizonte y modelo de la UV.

Se requiere una reforma profunda a la UPAV que tome en cuenta la esencia de la Autonomía y se desligue, en su momento, del poder centralizado ahora en el Gobernador del Estado; que pondere el modelo educativo horizontal e incluyente y le agregue elementos metodológicos para garantizar la preservación de sus principios humanistas.

Estas son las coincidencias del grupo que marca su distancia de quienes pretenden forzar, por la premura del tiempo, a una sacudida suicida en la Universidad Popular sólo para imponer sus pretensiones de asirse a una cuota de poder y presupuestal.

La revisión y transformación de la UPAV corresponde a la nueva administración estatal, a la LXV Legislatura del Congreso del Estado y a quienes desde la academia y la promoción hann estado vinculados a la institución, es coincidencia de varios actores de este debate público.

La trascendencia de la institución y la importancia que tiene para varias decenas de miles de estudiantes obliga a tomar con seriedad y calma la construcción del destino de la UPAV.

Categorías: