Línea Política.- Por Agustín Contreras Stein: ¿No a la impunidad?

A RAIZ DEL asesinato del Diputado local Juan Carlos Molina Palacios, tanto el Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, como la encargada del despacho de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadans, han expresado que no habrá impunidad y que se investigará a fondo para dar con los responsables de este acto fuera de la ley.

Ambos funcionarios, se han visto obligados a declarar lo anterior, tan solo por el hecho de que se trata de un legislador local, además de haber sido dirigente estatal de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado, pero antes, ninguna de estas voces se había escuchado ante la constante criminalidad que se ha extendido por todo el territorio estatal.

Es cierto, el caso del legislador, asesinado cobardemente a las puertas de su propio hogar, es, por muchas razones, repudiable, pero no hay que olvidar que diariamente están siendo asesinados cientos de veracruzanos, de los cuales no se ha declarado nada respecto de sus respectivas investigaciones y de la preocupación por evitar que dichos crímenes queden en la impunidad.

No a la impunidad, es además una expresión meramente política y fuera de todo contexto de responsabilidad, porque afirmar que tales hechos no quedarán impunes, es como asegurar, desde este momento, que darán con los responsables, cueste lo que cueste. Pero si en este momento se encuentran miles de carpetas abiertas en la propia Fiscalía del Estado, es porque no han logrado cumplir con ese compromiso, es decir, que la impunidad es un hecho presente en el Estado.

Es irresponsable declarar ante todos los veracruzanos, que tal o cual acto de la delincuencia, sea grave o no, no quedará impune, cuando todos los días estamos siendo testigos de que por más que se quiera hacer no se encuentran los mecanismos idóneos para lograr el esclarecimiento de los hechos. A la nueva fiscal, por ejemplo, ya se le amontonaron los expedientes o carpetas de investigación, como ahora se les llama y que por más esfuerzos que se lleven a cabo, no se pueden resolver, si acaso, uno que otro que por azahares de la suerte, se le encuentra una solución.

El mismo Gobernador del Estado, sabe que tan complicado es en este momento llegar a conclusiones, por lo que no es correcto, cuando menos en casos tan delicados, declarar que no habrá impunidad, porque esto no depende solamente de la buena voluntad de las autoridades, sino de muchas circunstancias que no permiten, en la mayoría de los casos, llegar al debido cumplimiento de esta promesas.

No, con palabras políticas, no se resolverán estos casos y lo mejor es esperar a que las autoridades trabajen coordinadamente para resolver los casos y responder a las exigencias de las familias afectadas como a todos los veracruzanos, quienes ya esperan resultados concretos en esta supuesta lucha que se lleva en contra de la criminalidad, pues ya es tiempo de que Veracruz, viva en paz y en tranquilidad, ya que de ese modo es como se habrán de superar muchos problemas que impiden una convivencia y un desarrollo armónico para bien de todos.

Veracruz, se encuentra sumido en el caos. Hay inseguridad por todas partes y para los habitantes de todo el territorio estatal, lo mejor es no salir, incluso, de sus propias casas, aunque esto, sin duda alguna, tampoco es posible, pues las familias tienen que comer, las personas tienen que trabajar, los jóvenes tienen que estudiar, los maestros tienen que acudir al llamado de su responsabilidad en las miles de escuelas que existen, los empresarios tiene que continuar con sus actividades, los campesinos tienen que seguir adelante, los profesionales tienen que continuar en sus labores, la gente, en términos generales, tiene que buscar el pan de todos los días. Todos, lamentablemente, se tienen que exponer por necesidad, aunque el Estado, no sea capaz, todavía, de garantizarles la seguridad que demandan todos los sectores de la sociedad.

Ya son tiempos del trabajo, de resultados positivos y no de palabras huecas que solamente responden a la declaración política. ¿Que no habrá impunidad, cómo es que lo saben, si aún no conocen, en muchos de los casos, ni siquiera los motivos que llevaron a la comisión de tantos delitos de los cuales se tiene información permanentemente?

Antes de declarar que no habrá impunidad, primero se tiene que ofrecer trabajo y resultados, es decir, que los veracruzanos, en general, vean que de verdad se está haciendo algo, que se está respondiendo eficazmente a las demandas de los gobernados, pues de otra manera, de nada sirve que se diga en estos momentos, que no habrá impunidad, cuando todos los días la mayor parte de los ciudadanos, observan como los delincuentes actúan públicamente y rebasan, ahora sí, impunemente toda la autoridad gubernamental.

---------------------

ESTE ES EL MOMENTO.

PARA EL GOBERNADOR del Estado, ha llegado la hora de decidir. Desde hace muchos meses, ha estado anunciando que habrá cambios en la estructura gubernamental y que muchos funcionarios que aún no dan la medida, se tengan que ir.

Y bien ha llegado, de la misma manera, la oportunidad para el gobernante de dar su primer manotazo en la mesa de las decisiones.

¿Porqué?

Bueno, sencillamente, porque en su primer informe que tendrá lugar en unas cuantas horas, nada o muy poco tiene que dar a conocer a la ciudadanía veracruzana, pero un momento como éste, prácticamente, le está cayendo como anillo al dedo, es decir, pedir la renuncia de dos o tres funcionarios de primer nivel que tienen una responsabilidad directa con el problema de la inseguridad, le devolvería un poco de confianza, le sustituiría, de momento, su fracaso en la administración y el informe, podría ser aceptado de momento y aprovechar la circunstancia para decirle al pueblo veracruzano, que ya está tomando sus propias decisiones, como el mismo pueblo quiere.

Si no lo hace ahora, el Gobernador del Estado, ya no tendrá muchas oportunidades de éstas y le será más difícil responder a las exigencias ciudadanas.

¿Usted, amigo lector, no lo cree así?

--------------------

SE FIJAN POSICIONES.

DIVERSOS sectores de la población en Veracruz, ya están comenzando por fijar sus propias posiciones respecto de la acción de este gobierno y de las condiciones en que se ha estado desarrollando esta administración.

Nunca, por ejemplo, la iglesia, había sido tanto directa en señalar los problemas de la inseguridad y ahora ya ha establecido sus propias opiniones y las ha dado a conocer directamente y sin tapujos.

Ha dicho claramente a través de su vocero oficial, Presbítero José Manuel Suazo Reyes, que la iglesia lamenta profundamente todas las expresiones de violencia que se padecen en el Estado. Expresa sus condolencias a todas las familias de las víctimas que viven en carne propia el terrible flagelo de la inseguridad.

Pero hay algo que el Padre Suazo, expresa y que nadie debe dejar pasar por alto, es decir, su llamado para que nadie deba acostumbrarse a esta inhumana realidad que llena de sombras a la entidad veracruzana, porque los asesinatos no deben ser, solamente, parte de las estadísticas.

Y cada día, como un último recurso de la iglesia y de sus católicos, es rezar en los templos, en las capillas y en todos los lugares de culto, así como en forma personal y en sus hogares, suplicando a Dios, por la paz y la tranquilidad.

---------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Categorías: