Línea Política.- Por Agustín Contreras Stein: Entre espada y pared

LA FALTA de una política tolerante, de una capacidad de diálogo y una voluntad férrea para construir acuerdos, es lo que tiene, ahora, al Gobierno del Estado, entre la espada y la pared.

Desde el inicio de esta administración pública estatal, se vislumbró el caos político con aquella frase, para no decir amenaza, de hacer cimbrar a México y Veracruz, con supuestas declaraciones, contenidas en pruebas documentales, acerca del desaseo político y económico que se había generado en tiempos de gobiernos anteriores y una posible relación con el propio gobierno federal.

Pero, hasta ahora, han pasado más de cien días de gobierno, y no se ha cimbrado a México, tampoco a Veracruz.

A cambio de ello, el Gobierno, se ha mostrado difícil, retador, amenazante.

¿Dónde quedó, pues, la sensibilidad política, la experiencia del quehacer público, el amplio conocimiento de los grandes problemas del país y de la entidad, especialmente?

¿Acaso, el nuevo estilo de gobernar, no los necesita?

Todos dicen querer a Veracruz, pero, por lo menos, las acciones gubernamentales, no muestran este sentimiento a los veracruzanos, ni a un Estado, que ha generado prosperidad para todos, pero que han aprovechado unos cuantos. Todos esos beneficiados, por diversas razones, le construyen condiciones propicias para mandarlo al precipicio.

Veracruz, es toda su gente, la cual ya esta cansada, desesperada e impotente, porque a cada paso que se da en el ámbito político, se genera el escándalo, el enfrentamiento general, donde unos y otros, lanzan al vacío lo queda de este Estado.

Y este, desde luego, no es el camino.

Veracruz, ya tiene hambre, y necesita saciar esta necesidad, pero el gobierno está enfrascado en otras situaciones, lejos de cumplir con lo ofrecido, mostrarse tolerante, capaz, negociador, para poder caminar sobre seguro, con miras a un futuro distinto, donde autoridades y sociedad, mantengan la unidad en torno a un Veracruz, que es de todos, que necesita de todos.

El reciente revés que sufriera la administración pública, con la desaprobación de la iniciativa gubernamental, para reestructurar la deuda pública, como uno de los pasos a seguir en la búsqueda del fortalecimiento económico, no fue, exactamente, una necedad de los partidos políticos que no estuvieron de acuerdo, más bien, fue una respuesta a una condición impuesta, a una actitud negativa para llegar a los acuerdos, que no permitió, en tiempo y forma, una mejor salida.

Tiempo lo hubo suficiente para un buen entendimiento y no precisamente bajo la creencia de que se sigue operando con el mismo instrumento político de cobrar por cada acuerdo que se emita a favor de quien lo pide, no, sencillamente, consensuando, analizando con profundidad las necesidades de una entidad saqueada, problema del cual tienen amplio conocimiento todos los legisladores veracruzanos, que integran las distintas fracciones parlamentarias.

Pero, no todo esta perdido, porque el Estado, tiene todavía la oportunidad de ponerse en el mismo plano, de entender que todos tienen una responsabilidad que cumplir y una de esas es la que tienen los propios diputados para poder responder eficazmente, a sus representados.

Si se cambia el panorama, es posible que los votos sean unánimes para la reestructuración u otros mecanismos económicos que pudieran emplearse en esta fase de recomposición financiera del Estado.

Priistas, y del verde ecologista, ya dieron señales de aceptar acuerdos y proponer un nuevo instrumento financiero, antes de optar por la precipitada decisión de los panistas y perredistas, de proponer una suspensión de pagos, que desde luego, no sería conveniente en estos tiempos.

                                             -------------------------------

 

SI DESPUES de haberse modificado, en parte, la iniciativa gubernamental, sobre la reestructuración de la deuda pública, es posible que ahora sí, los diputados en lo general, estén de acuerdo.

No es tan necesaria tanta faramalla, pues como se sabe, el consenso viene de un acercamiento con los legisladores disidentes, pues todos entienden, eso sí, que Veracruz, pasa por un mal momento en materia económica, lo que hace necesario tomar decisiones de grandes proporciones.

El gobernador del Estado, ya envió un nuevo documento y en él se contemplan algunos cambios que tienen que ver, principalmente, con la transparencia de todo este mecanismo, que por sí solo, en bastante complicado.

Esta situación ya se veía venir, pues el mismo Ejecutivo, no estaría en condiciones de aceptar la suspensión de pagos, que ayer, en rueda de prensa, proponían los mismos legisladores de la coalición.

Se afirma que faltaba un detallito, el cual no pudo superar el cabildeo de quien es el Presidente de la Junta de Coordinación Política, el Diputado Sergio Hernández, mostrando con ello que le faltan tablas en este quehacer político, más cuando se enfrenta a los retos de una posición de gran importancia política, como es la representación de todos los diputados en la cámara.

Volverán, entonces, al tema, los señores diputados.

Tal vez, ahora, con mejor suerte y mejores posibilidades de que el acuerdo que se tome logre los objetivos que se tienen. Ya es tiempo, de verdad, ya es tiempo, por lo que todo lo mejor que se haga, seguramente que se los van a agradecer sus propios representados.

                                             ----------------------------------

 

DESPUES DE TODO, Ana Mirian Ferráez Centeno, quien hasta hace unos días buscaba afanosamente la candidatura de la coalición PAN-PRD, para entrar en la conquista de la alcaldía de Xalapa, no le irá tan mal, pues se sabe que ya entró en negociaciones políticas para aceptar la propuesta de la regiduría segunda, a cambio de despejar el camino para David Velasco Chedraui, que al parecer, sí será el candidato a la Presidencia municipal.

El que salió, de alguna manera, perdiendo, fue Nicanor Moreira, que no aceptó ninguna posición a cambio y prefirió dejar esta aspiración por esta vía, procurando que algún otro partido lo llame.

Hasta hace poco parecía el precandidato más avanzado, mas aceptado y con mejores posibilidades de triunfo electoral, pero entraron de última hora el cobro de facturas y la decisión ya se inclinó, precisamente, por el ex alcalde de Xalapa, que en aquella ocasión logró el triunfo a través del Partido Revolucionario Institucional.

Ya veremos, pues, si hay choque de trenes con el candidato tricolor, José Alejandro Montano Guzmán, cuyas estrategias políticas también están siendo cuidadas desde los más altos mandos de la política nacional.

 

                                             ----------------------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

Categorías: