La Cripta: Ajuste de cuentas en la LXIV Legislatura del Congreso de Veracruz

En el Congreso del Estado los grupos parlamentarios libran en estas horas dos de las más estratégicas batallas para que el bienio de Miguel Angel Yunes pueda tener ciertas condiciones para cumplir con el rescate de Veracruz.

Los escarceos para ajustar el Presupuesto de Egresos 2017 al Plan Veracruzano de Desarrollo es la primera tarea conjunta Ejecutivo-Legislativo.

Designar al titular de la Fiscalía General del Estado es la siguiente responsabilidad.

De por medio queda abatir la incertidumbre, despejar dudas, del papel del Poder Legislativo. Ejercer la división de poderes y enterrar la idea de que es una “oficina de trámite” está en el aire.

La lupa de la opinión pública también se coloca sobre la coherencia y congruencia de los grupos legislativos para que, al correlacionar sus fuerzas y sus votos, atiendan lo prometido a sus electores.

El eje legislativo formado por Morena-PRI-JuntosPorVeracruz suena abominable, lograron acercar sus antagonismos demostrando que pueden, al menos, romper el quórum, boicotear sesiones del Congreso y ponerle pausa a los trabajos del pleno.

La fuerza, los votos de este eje, están en el aire.

La LXIV Legislatura construye también su propio destino. Puede continuar siendo “oficina de trámite”, “changarro de cambalaches” o Poder Legislativo autónomo y congruente con la circunstancia de los veracruzanos.

Categorías: