Las elecciones en España captan (esta vez sí) la atención de los mercados

Reportero: 
Redacción

España, 17 Abr-19 (Agencia).- Cada vez más grandes bancos de inversión se posicionan en contra de lo que una coalición de izquierdas tras las elecciones del 28 de abril en España pueda suponer para los mercados. La City londinense, con Barclays a la cabeza, prevé una reacción “claramente negativa”, debido a que esta opción puede suponer un freno a las necesarias reformas que debe llevar a cabo España, tal como ya ha solicitado Bruselas en varias ocasiones.

Al otro lado del Atlántico, JP Morgan también se ha posicionado al respecto y alerta de que una alianza de izquierdas entre PSOE y Unidas Podemos con el apoyo de los nacionalistas sería “problemática e inestable”. Al retraso de la puesta en marcha de las reformas estructurales, el banco de inversión estadounidense también suma las dificultades que puede suponer la amenaza de secesión de Cataluña.

Por su parte, Goldman Sachs, si bien confía en el crecimiento económico español, advierte de que el resultado de las elecciones pueda tener un efecto negativo en este crecimiento.

El Ibex 35 tradicionalmente se ha fijado poco en los procesos electorales en España, y ha mantenido la atención en otros riesgos macroeconómicos

El próximo 23 de abril los líderes de las cinco principales formaciones políticas en España (PP, PSOE, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox) confrontarán sus posiciones en un debate en televisión. Me pregunto si los mercados estarán pendientes de ese debate, teniendo en cuenta la última encuesta del CIS, que otorga la victoria al PSOE en las próximas elecciones del 28 de abril, que
podría formar Gobierno junto con otras formaciones de izquierdas.

Recuerden que, el pasado mes de marzo, en su última revisión, la agencia de calificación internacional S&P congeló el rating para España en A-, con perspectiva estable, debido principalmente a que la fragmentación política podría dificultar la formación de un Gobierno con un mandato efectivo. S&P también apuntaba a que las tensiones entre Cataluña y el Estado español podrían dilatarse en el tiempo.

Dicho esto, cierto es que el Ibex 35 tradicionalmente se ha fijado más bien poco en los procesos electorales en España, y ha preferido mantener la atención en otros riesgos macroeconómicos en Europa y Estados Unidos. Incluso las elecciones alemanas generaban más atención para el selectivo español.

Será interesante ver en estas dos semanas cómo pueden ir posicionándose otros bancos de inversión sobre este asunto, y si el Ibex 35 logra mantenerse firme, incluso después del resultado final.

Categorías: