Los Políticos.- Por Salvador Muñoz.- Proyectos, no comparecencias

Quizás el momento que vivía no sólo el país, sino la entidad por el cambio de Gobierno, hizo que las últimas semanas que se dedicaron a las comparecencias de los funcionarios del gabinete yunista, así como la del entonces mandatario, rayaran en la intrascendencia, más provocada las muchas de las veces por una malentendida función por parte de los diputados que en su mayoría basaron sus cuestionamientos en dichos de prensa y redes sociales, que en datos duros, lo que permitió que la mayor parte de los funcionarios, incluido el Gobernador, saliera avante… sí, pareciera que el esquema de las comparecencias ya está rebasado, obsoleto, y si se quiere que nuestras autoridades (tanto del Gobierno estatal como legislativo) rindan cuentas, se debe ya cambiar el chip.

II

Juan Carlos Molina Palacios es uno de los diputados de nuevo cuño que anda muy movido realizando trabajos de gestoría y apoyos… iba a decir “en su distrito”, pero siendo Plurinominal, si bien su primera función debiera ser la de portavoz de la ideología priísta en el Congreso local, es lo contrario… es lo más cercano que puede con aquéllos donde ve que requieren apoyos o con quienes se lo piden… así, lo podemos ver activo en diversos distritos, donde bien podemos citar Cosamaloapan, Medellín y Huatusco, entre otros…

Cito a Molina Palacios, insisto, por ser de los “nuevos” diputados porque hay otros que fueron reelectos y es seguro que por esa dinámica de la pasada legislatura, continúen en sus labores de gestoría, como puede ser el mismo Amado Cruz Malpica, Rodrigo García Escalante, o el tridente Jarocho Power azul y Sergio Hernández Hernández.

Por ahí, previo a rendir protesta como diputada, andaba activa Nora Jessica Lagunes Jáuregui entregando apoyos, pero de repente se apagó la labor que traía y hasta ahí.

¿A qué voy con esto?

III

Molina Palacios me cuenta, palabras más, palabras menos: Son 30 distritos locales y debemos suponer que cada uno de los representantes de éstos conoce la problemática que hay en los municipios que compete su “territorio”. Ahora, sumemos la integración de un nuevo gobierno junto con sus secretarios… es seguro que cada uno de los nuevos secretarios o directores ya tengan conformado un proyecto de trabajo sostenido en el Plan de Gobierno, pero es seguro que éste no está acompañado por la opinión de los alcaldes ni de los diputados locales… entonces, por qué no reunirse directores y secretarios de despacho con diputados uni y pluri en aras de conocer de voz de cada quien, las problemáticas de cada distrito y municipio y conformar 5 proyectos por cabeza en este diciembre y enero, para que en un año, en lugar de una comparecencia, donde hay de todo, menos respuestas ni soluciones conjuntas, haya un análisis de resultados.

IV

¿Qué obligaría esto?, me platica Juan Carlos Molina, algo muy sencillo: los diputados estarían obligados a caminar su distrito para estar al tanto de los proyectos pactados con el Gobierno estatal pero además, sin importar color o partido, tendrían que buscar apoyos, sea del Gobierno federal o rogándole a San Lázaro (diputados federales o senadores), para acompañar en la realización del proyecto al gobierno estatal.

Por otro lado, el gobierno estatal estaría trabajando en bases sólidas, sustentadas, consultadas y apremiantes para una sociedad que realmente espera un cambio, no de gobernantes, no de colores, no de estilos, sino en su vida cotidiana.

La idea no me parece mala… el trabajo conjunto de dos fuerzas locales (poder ejecutivo y legislativo) y si me apuran, incluida la autoridad municipal, sin distinción de color, en aras del bien común, suena demasiado bueno ¿como para ser realidad? ¡Quién sabe! ¡Ojalá esta idea que me cuenta Molina Palacios la lleve al Palacio Legislativo y llegue a oídos del Ejecutivo, porque se trata no de políticos, sino de hacer política… por Veracruz.

smcainito@gmail.com

Categorías: