May no quiere demorar el “brexit” y seguirá negociando

Reportero: 
Redacción

*Ante el Parlamento, la premier británica explicó que su "plan b" implica abordar el tema con nuevos enfoques, en un intento por ganar la confianza de los congresistas.

Reino Unido, 21 Ene-19 (Agencia).- La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, habló este lunes (21.01.2019) ante el Parlamento para explicar sus nuevos planes para el "brexit”, luego de que los representantes rechazaran el acuerdo alcanzado con la Unión Europea. Como primer punto, May expresó su rechazo a la posibilidad de atrasar la separación de Londres con Bruselas, como han propuesto algunos sectores, y de realizar un nuevo referéndum.

"Tengo miedo de que un segundo referéndum sentaría un difícil precedente, que podría tener implicaciones significativas sobre cómo manejamos los plebiscitos en este país", sostuvo May, quien advirtió de que ese escenario requeriría además extender el plazo de salida de la UE más allá del 29 de marzo.

Asimismo, la dirigente dijo que multiplicará los esfuerzos para alcanzar un nuevo pacto y que para ello tendrá más conversaciones con parlamentarios opositores, para abordar las dudas que estos han planteado sobre el acuerdo, en especial sobre el tema de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte. Posteriormente, May pretende volver a negociar esa salvaguarda con la Unión Europea, pese a que ésta ha insistido en que no hay nada que renegociar.

Tres enfoques nuevos

May aseguró que será más abierta con el Parlamento, en un intento por ganar su confianza y obtener su respaldo. Básicamente propuso tres cambios en su enfoque sobre el "brexit": mayor flexibilidad, tomar en cuenta una demanda de los laboristas sobre la garantía de los derechos de los trabajadores y buscar la fórmula para que no se vuelva a una frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda.

"Al hacerlo honraremos el mandato del pueblo británico y dejaremos la Unión Europea de una manera que beneficie a cada parte de nuestro Reino Unido y a cada ciudadano de nuestro país", dijo May.

Por su parte, el diputado de DUP Gavin Robinson, dijo que "el foco debería centrarse en cambiar el acuerdo para obtener uno que sea beneficioso para el país. Queremos un acuerdo que nos sirva a todos en Reino Unido, así como también a nuestros vecinos de la República de Irlanda".

El "plan b" de May será votado por el Parlamento el 29 de enero.

Categorías: