Mejorar el servicio de agua y drenaje; revisar la “caja chica” y abatir cartera vencida, retos de CAEV-Minatitlán

Reportero: 
Yolanda Tenorio

- En el limbo camionetas, retroexcavadora y vactor

- Por cada usuario debe existir seis empleados, en Mina hay treinta

- Bajó el abasto del Yuribia de 270 litros por segundo a 30

- Cuadrillas atienden 20 fugas diarias; pero no se dan abasto

Minatitlán, Ver., 11 Feb-19 (VRed).- Con un padrón de más de 40 mil usuarios, la dependencia del 25 por ciento de la presa Yuribia para el abastecimiento y en operación 16 de 18 pozos, la Oficina Operadora de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV) diseña una estrategia coordinada con el gobierno local para mejorar el servicio, prepararse para el estiaje y abatir la cartera vencida.

A catorce días de haber tomado posesión del cargo, el jefe de la Oficina CAEV-Minatitlán, Eulalio González Azamar, revela que esta unidad se convirtió en una “caja chica”, fue el “club de Tobi” que se llenó de recomendados lo que provocó pasivos millonarios como cartera vencida de casi el 45 por ciento del padrón y deudas con proveedores.

En lo inmediato, “Lalo Azamar” instruyó acciones para reactivar la operación de los pozos 15 y 17 que resuelve gradualmente el abasto de agua en la zona de la colonia Insurgentes que reflejó en automático un incremento en el pago del servicio.

Al mismo tiempo se atienden socavones de la red de drenaje que se formaron en puntos cercanos al “Reloj de la Justo Sierra” y en la colonia Santa Clara, en una de las calles que termina en el antiguo cementerio.

En entrevista, González Azamar puntualizó que mantiene coordinación estrecha con el gobierno encabezada por el presidente municipal, Nicolás Reyes Alvarez, para resolver las demandas de los usuarios que estuvieron sin atención por más de cinco meses; sanear administrativa y financieramente la oficina y desarrollar un proyecto que resuelva en lo inmediato y a largo plazo el abasto y distribución del vital líquido.

En la oficina local de CAEV, que será sustituida por un organismo paramunicipal una vez que esté saneada, se revisan diferentes vertientes de trabajo, realidades y objetivos que se relacionan con una red de agua potable y drenaje obsoleta y caduca; la reducción de abasto del Yuribia de 270 litros por segundo a 28 litros por segundo; la resolución diaria de al menos 15 puntos de conflicto y acciones preventivas para atender el estiaje de marzo a junio.

Se revisa el pasivo financiero y la cartera vencida. En el primer aspecto explicó que los estándares nacionales indican que por cada toma de agua deben existir seis trabajadores, sin embargo en Minatitlán por cada usuario registrado existen treinta.

Otro de los aspectos que se revisa en esta oficina, que hace catorce años se colocó como la cuarta en eficiencia a nivel estatal, son los faltantes de equipo, maquinaria, herramienta y vehículos. Hoy opera con un volteo y dos camionetas en pésimas condiciones.

No aparecen entre otros, tres vehículos, una retroexcavadora y una vactor, unidad especializada para desazolvar las redes de agua y drenaje. La renta diaria de un automotor de este tipo asciende a doce mil pesos diarios.

Categorías: 
Galeria: