Operativos anticrimen no resolverán problemna de fondo

Cd. de México 7 Ene-07 (VRed).- Para los especialistas en asuntos de seguridad nacional Jorge Chabat y Javier Oliva, las acciones contra el narcotráfico emprendidas por el gobierno de Felipe Calderón eran más que urgentes ante el grado de violencia e impunidad con que estaba actuando el crimen organizado.

Responden a una situación de crisis que vive el país, porque implican un mensaje de que "ahora sí" hay Presidente de la República y no habrá tolerancia contra estas bandas, pero no resolverán el problema de fondo en que se encuentra inmerso México.

Rechazaron que se trate de medidas "electoreras" como las calificó el PRD. Es un hecho: el narcotráfico está desestabilizando el país de manera alarmante en entidades no sólo gobernadas por el PRD, sino por el PRI y el PAN, apuntaron en entrevistas por separado con EL UNIVERSAL.

Los operativos se han implementado, indicó Oliva Pozada, en las regiones donde la violencia está desbordada. "Unos y otros (los partidos) tienen que reconocerlo: Tijuana, Culiacán, varias ciudades de Michoacán, Acapulco, son escenarios de enfrentamiento del narco, independientemente del partido que gobierna".

Analista político y profesor de la División de Estudios Internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Jorge Chabat precisó que estos operativos responden a los altos niveles de violencia que se han vivido en algunas partes del país en los últimos dos años.

Con esto se manda el mensaje al crimen organizado de que ya no se les va a tolerar, luego de un gobierno como el de Fox que nunca quiso tomar decisiones. También manda un mensaje a la opinión pública de que alguien está tomando decisiones en la Presidencia, en contraste con el gobierno de Fox, subrayó el investigador.

Descalificó las críticas del PRD de que estos operativos sean "electoreras" para influir en los próximos comicios de Michoacán y Baja California, entre otros. "Todas las acciones de cualquier gobierno del mundo son electoreras, porque todos los partidos buscan permanecer en el poder. Podría ser cierto, pero no es algo que me parezca una crítica válida".

Chabat consideró que los niveles de violencia en algunas partes del país eran alarmantes y esto es algo que un Estado que se precia de tener gobierno y autoridad, no puede permitir. "Ese debe ser el criterio para evaluar estos operativos: realmente había ya un problema serio. No sólo había incrementado el número de ejecutados, sino también la forma", dijo.

"Todas estas decapitaciones eran muy grotescas y el mensaje que se está enviando es que el gobierno no lo va a tolerar, porque se rebasó los límites de lo tolerable y es un abierto desafío a autoridad. Claramente, el crimen organizado está actuando en México como si el Estado no existiera", señaló.

Desde luego que el problema del narcotráfico es mucho más complicado, se necesitan hacer otras muchas cosas para volver al narcotráfico un problema de seguridad pública y no de seguridad nacional. Pero para esto hay que hacer reformas de largo alcance e introducir modificaciones en las policías, en el sistema de justicia. Esto es algo que Calderón anunció y que seguramente veremos en el Congreso pronto.

Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública y maestro en Estudios Latinoamericanos por la UNAM, Javier Oliva Pozada enfatizó que los operativos son buenos pero no pueden ser permanentes.

 

Categorías: