Pemex no construirá la refinería de Dos Bocas, será “gerente de proyecto”: Nahle

Reportero: 
Redacción

Ciudad de México, 15 May-19 (Agencia).- La refinería que el gobierno federal planea en Dos Bocas, Tabasco, no será construida por Petróleos Mexicanos. La compañía petrolera, junto con el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) y la Secretaría de Energía (Sener), actuará como “gerente de proyecto” de una obra que se realizará en seis etapas y en cada una de ellas serán convocadas firmas nacionales y extranjeras, afirma Rocío Nahle, secretaria de Energía.

“Nunca dijimos que no había empresas nacionales con capacidad para construir la refinería”, afirma --aun cuando hay registros en sentido contrario. En una entrevista con La Jornada, la funcionaria anticipa que la administración federal ha integrado más expedientes por posible corrupción en las compañías energéticas del Estado durante los gobiernos pasados. Defiende la estrategia gubernamental hacia el sector energético, que ha sido cuestionada en algunos ámbitos políticos, empresariales y académicos: “somos un país petrolero y no podemos renunciar a eso”.

Sostiene: “los mayores ataques al gobierno se han dado por las políticas energéticas; y eso es porque aquí es donde más intereses hemos afectado”.

A continuación, la versión ampliada de la entrevista, realizada en la oficina de Rocío Nahle García en la Secretaría de Energía, en Ciudad de México:

--La semana pasada utilizó la frase “Vamos a levantar el sector energético”. ¿Qué fue lo que encontró cuando tomó posesión de la Secretaría de Energía y cuál es el plan que tiene para levantar el sector, como mencionó hace unos días?

--Encontramos un sector con una declinación en la producción petrolera, muy baja producción de combustibles, con un sistema eléctrico desordenado, una reforma energética que todo lo que se nos había prometido no estaba funcionando, no está funcionando. Lo que venimos a hacer es a meter orden, a producir, a construir y para eso se diseñó un plan de cuatro líneas:

1º. Producir petróleo. Somos un país petrolero y no podemos renunciar a eso. Producir petróleo y gas.

2º. Vamos a rehabilitar la infraestructura que tenemos de las refinerías, aumentar nuestra

producción de combustibles. Pero necesitamos más combustibles, porque no somos autosuficientes.

3º. Tenemos que construir una nueva refinería, que es la refinería de Dos Bocas

4ª. Y, muy importante, la producción de electricidad.

Hoy traemos una reserva de 4 a 5 por ciento de producción nada más. Y un país como el nuestro debe de tener una reserva de producción de electricidad más amplia. Hace décadas, nosotros teníamos unas reservas de hasta 15 por ciento de producción de electricidad y en eso está trabajando.

--¿Esa reserva es el porcentaje adicional al consumo diario?

--Exacto. Entonces, en esos cuatro sentidos estamos trabajando y, por supuesto, en fortalecer las empresas del estado, porque esas son las empresas que nos garantizan la seguridad energética. Los privados que ya están en el mercado, muy bien. Está bien que estén ahí, lo permite la ley y nosotros les estamos dando garantías; incluso estamos apoyando a aquellos inversionistas que nos decían “tenemos problemas con esta burocracia o tenemos problemas con diferentes detalles”. Los estamos ayudando en este país donde tenemos que convivir todos.

--Sobre este último punto, ¿el gobierno ha recibido algún tipo de demanda por incumplimiento o retiro de inversionistas que ya estaban?

--No. Al contrario. Acabo de recibir a la embajadora de Reino Unido. Gran Bretaña tiene muchísimo interés en hacer un fondo de cooperación con México en el sector de energía. Estuvimos delineando sobre cómo nos vamos a organizar y por supuesto México acepta este acuerdo de cooperación con Reino Unido. Recibí hace unos días al embajador de Alemania, también en el mismo sentido; ahí ya tenían unos fondos de cooperación con México, pero nosotros estamos pidiendo rediseñar el concepto de cooperación porque encontramos ahí varias cosas que creemos que no están ordenadas. Respecto de inversionistas, por ejemplo, recibí a directivos de Iberdrola, y tengo una nueva reunión con el director general de Iberdrola. Ellos dicen: “estamos en México, nos quedamos en México, no nada más eso, queremos invertir en México”. Quieren seguir invirtiendo en México porque hay certeza, hay seguridad. Cuando decimos que vamos a combatir la corrupción, de que queremos equidad, o sea, van a competir, van a estar los privados y van a estar los públicos y debe de haber equidad entre los dos.

--¿Había ventaja para los privados, sobre los públicos?

--Sí había una desventaja. Le habían apostado al deterioro de Pemex, lo que hicieron con esta deuda absurda de Pemex y al mismo tiempo no se generó inversión. Eso habla del mal manejo y del abandono de la empresa, al igual que de la Comisión Federal de Electricidad. Creo que es notable lo que está haciendo el gobierno.

--El gobierno anterior dijo que había contratos e inversiones comprometidas para el sector energético por un monto que, aseguraban, eran de 200 mil millones de dólares, como resultado de la reforma energética. ¿Existían esos compromisos de inversión, qué es lo que encontró?

--Se refieren a los 107 contratos que se dieron en diferentes rondas. Cuando nosotros llegamos nada más habían aplicado 650 millones de dólares. Ahorita ya están cerca de los 900 millones de dólares. Hemos hablado con esas empresas y les hemos pedido que agilicen su inversión, que agilicen el desarrollo de los campos o de los trabajos de exploración que se les encomendó. La última reunión me dijeron: “estamos haciendo un esfuerzo, estamos haciendo un gran esfuerzo y estamos en esto”. Me comentaron que ya estaban sacando, sobre todo de unos campos terrestres que antes tenía Pemex y que se cedieron, algunos barriles de petróleo y estamos hablando con ellos.

--¿Siguen de algún modo, avanzando esos contratos?

--Sí, esos contratos están. El presidente López Obrador dijo que este es un estado de derecho. El gobierno va a garantizar los compromisos que se hayan hecho con el gobierno anterior. Somos un gobierno serio. Si esos contratos están bien, vamos a respetarlos. Nos interesa mucho que saquen petróleo, nos interesa que estén produciendo.

--Mencionó al inicio de esta platica la relevancia que el gobierno concede al sector energético, al petróleo específicamente. ¿Por qué es relevante, en esta época de transición energética, que el gobierno dedique tantos esfuerzos y recursos, que está tomando de varios lados, para fortalecer el sector energético?

--El gobierno anterior, para poder aplicar una reforma energética, hizo una mala campaña al sector. Pero todos los países del mundo quisieran tener la riqueza que tenemos nosotros. Los países petroleros, llámese Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, todos los petroleros se sienten privilegiados al tener este recurso y nosotros también. Entonces es muy atinado lo que está haciendo el presidente López Obrador, de concientizar a la gente de que somos un país que tenemos recursos naturales que hay que explotarlos y que hay que transformarlos para beneficio de México, para generar valor agregado, para generar trabajo y sobre todo para tener seguridad energética. Lo vimos el mes de enero, con el combate al robo del combustible, cuando hubo momentos en que la distribución del combustible fue lenta, nos metimos en una semicrisis; entonces, tener seguridad energética es garantizar la movilidad y la productividad en este país, que se mueve a través de combustibles, a través de electricidad, de gas. El gas es lo más importante, ahorita tenemos una dependencia severa en gas, estamos comprando gas, hay muchos empresarios que quieren instalarse en el país y que por falta de gas no han podido desarrollarse como ellos quisieran.

--¿Tiene usted un cálculo, de cuál es la cantidad de recursos, tanto los que se anunciaron en el presupuesto como las medidas que se han dado a conocer este año, que se están canalizando al sector energético y por qué es mejor canalizarlos ahí que a otros rubros?

--Primero, porque en el sector energético vas a obtener más ganancias en el valor agregado multiplicado. Si sacamos solo el petróleo, que cuesta 10 a 15 dólares extraer y lo estamos vendiendo a 60 dólares, es ganancia. Si procesamos un barril de petróleo a través de refinados, vamos a obtener ganancia, además damos servicio y trabajo; se genera un efecto multiplicador. El sector de energía tiene el efecto multiplicador más alto en todo el país; por eso es importante. Los recursos del Estado están en el presupuesto que autorizó la Cámara de Diputados para Pemex y la CFE y además los recursos adicionales para inversión en perforación y explotación, para la construcción de la refinería y para la electricidad. De todo ese recurso que se está destinando para inversión, todo es recuperable. Una refinería bien operada recupera en tres a cinco años el costo.

--¿Y por qué en el caso de México la refinación no ha sido buen negocio hasta ahora?

--Lo que pasa es que en México la administración que hicieron en Pemex fue una separación absurda. Por ejemplo, Shell o Exxon en Estados Unidos sacan su petróleo, tienen su compañía perforadora, esa misma compañía traslada su petróleo a sus refinerías y esas mismas refinerías trasladan su gasolina a sus gasolineras. Tienen toda la cadena y entonces ellos en toda la cadena tienen todo el valor agregado. Aquí en México lo que hicieron con esta política neoliberal fue dividir a Pemex y decir que la parte de Exploración era uno y le vendía a Pemex el petróleo a precios internacionales y ahí se llamó precio de transferencia. Y Pemex recibe el petróleo a precio internacional más una carga alta de refinación y su utilidad se ve disminuida, aparte le quitan dinero de inversión. ¿Qué empresa resiste eso? Yo coincido con el Presidente López Obrador cuando dice que los trabajadores de las refinerías son héroes porque están trabajando en unas condiciones hasta de riesgo.

--¿Qué responde a los críticos que han mencionado que Dos Bocas no es viable y que no hay capacidad aquí para hacer refinerías?

--Lo único que puedo decir es que afortunadamente la Cuarta Transformación tiene una mentalidad de trabajo, que ya pasamos la mentalidad perezosa porque los gobiernos anteriores tenían una mentalidad perezosa donde nada más visualizaron un comercio en el sector energía absurdo que nos llevó a la condiciones que hoy estamos. Ya tuvieron su tiempo de hacer las cosas y las hicieron mal. Que ahora nos dejen a los que sí sabemos hacer las cosas bien. Que vamos a tener seis años para dar los resultados y que venimos a trabajar, a estabilizar el sector energético, a dar trabajo, también hacer un relevo generacional en el área de combustibles porque hoy tenemos muchos jóvenes egresados de las universidades que no tienen donde trabajar. Tenemos especialistas con doctorados con maestrías y que no tienen un área de desarrollo porque no se la generaron y nosotros en este momento vamos a desarrollar tecnología nueva.

“Vamos a volver a reactivar el efecto multiplicador para el trabajo de transformación industrial , tanto en refinación como en petroquímica y vamos a generar el relevo generacional, a dejar a nuestros jóvenes encaminados para el área productiva. A traer la nueva tecnología y que va a ser fenomenal. Vamos a rescatar el sector y el espíritu productivo que debemos tener los mexicanos”.

--¿En esta nueva estructura de Pemex van a desaparecer estos precios de transferencia que menciona?

--Ahorita Pemex tiene una primera reestructuración, en la que se eliminaron algunas filiales que se tenían en el extranjero. Por ejemplo, fertilizantes y etileno vuelven a estar en Producción Industrial. Esta es la primera etapa. También tenemos una empresa con una deuda muy alta. Ustedes están viendo todos los esfuerzos que está haciendo el gobierno. Vamos a ir dando pasos en Pemex. No tengo la menor duda de que se sanearán sus finanzas, haciéndola productiva.

--¿Qué viene, si se van a eliminar esos precios de transferencia?

--No quisiera declararlo y les voy a decir por qué: la empresa está cotizando, trae a las propias calificadoras, la evaluación, cada paso que estamos dando lo estamos anunciando con todas las medidas bien tomadas antes de anunciar algo. En este momento ya entró a una primer etapa Pemex. Su reestructuración administrativa fue el primer paso.

--¿Pemex todavía tenga una participación accionariaen Repsol e inversiones en los astilleros en España? ¿Se van a vender las acciones?

--En este momento el director Carlos Romero, con el área internacional de la empresa, están haciendo una evaluación de todo. Hay filiales en papel que no tienen nada y estaban en ceros y cerrar esas filiales en paraísos fiscales.

--¿Eso ya se ha hecho?

--Sí, se ha hecho y van caminando. Se está trabajando en eso.

--Una información que se están esperando es el Plan de Negocios de Pemex.

--Se está trabajando en ello y tiene que pasar por el Consejo de Administración. Entonces hay que ser muy responsables y esperemos a tener el documento en el que ya se está trabajando.

--¿Cuándo?

--Tenemos hasta mediados del año y yo espero que sea a mediados de junio.

--¿Está trabajando conjuntamente con la Secretaría de Hacienda?

--Pemex, la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Energía. En conjunto.

--Esta semana, además de un crédito por ocho mil millones de dólares, se anunció una reducción en la carga fiscal de Pemex. ¿Usted, como presidenta del Consejo de administración de Pemex, piensa que es tiempo de hacer un cambio en el régimen fiscal de la empresa o proponerlo?

--Este anuncio de ayer es un cambio en los regímenes, es un paso porque en el momento en que se quitan o se reducen los derechos que paga Pemex, le ayuda a los campos productivos que tiene, como Cantarell y Ku Maloob Zaap para que también tengan dinero para refinanciamiento. Esto es parte de ese cambio.

--Si uno viera a Pemex con una mirada convencional, la empresa tiene más pasivos que activos. El gobierno ha dicho varias veces que garantiza con todo financieramente a Pemex ¿En qué tiempos ve usted que Pemex pueda revertir la situación de quiebra técnica?

--Tenemos que trabajar mucho estos seis años pero hay una parte muy importante que hay que decirle a esta generación, y cando hablo de esta generación es a los jóvenes de 20 a 25 años que vivieron en un proceso neoliberal. Pemex le ha dado todo por 70 años a este país. Le ha dado dinero para hospitales, escuelas, carreteras, crecimiento, universidades, para educación. Pemex ha servido en estos gobiernos neoliberales para respaldar las deudas. Cómo no este gobierno del presidente López Obrador va a respaldar a Pemex en este momento en que la empresa necesita del gobierno. Es el momento en que el gobierno dice: “tengo que apostarle porque nos conviene a los mexicanos”. Esto nos conviene a todos. Las grandes empresas petroleras del mundo son respaldadas por sus gobiernos. Saudi Aramco, por ejemplo, está respaldada por el Rey; las empresas norteamericanas, que son trasnacionales, están respaldadas por el gobierno de Estados Unidos y por sus leyes. Entonces cómo nosotros no lo vamos a hacer. Afortunadamente, el pueblo de México realizó un cambio y nos ha ayudado a que estas empresas, tanto Pemex como la CFE, puedan ser rescatadas.

--¿Qué responde a quienes afirman que Pemex es un factor de riesgo financiero o para las finanzas públicas?

--Que tenemos que ser serios y que el mejor negocio del mundo es el petróleo. Todo el mundo se está apalancando en el petróleo hoy en día y nosotros también lo tenemos que hacer. Las finanzas las estamos resolviendo y se están haciendo esfuerzos muy grandes del gobierno. A cinco meses ya tenemos resultados. Los datos que da Octavio Romero (director de Pemex) son fabulosos. Entramos en enero y venía en picada la producción petrolera y con decisiones que tomó la empresa se frenó la declinación. Y ya va poco a poquito repuntando. Estamos hablando de 50 mil barriles más que no teníamos en enero. Ya tenemos tratos para que a finales de año se tengan 20 campos trabajando en producción. Entonces, se están haciendo cosas.

--¿Cuáles son las metas para el cierre de este año? Usted menciona que ya hay un punto de inflexión.

--Sí. Pemex había mencionado que para finales de este año debía tener un millón 750 mil barriles. Pero vamos a esperar.

¿Qué se va hacer para fortalecer al Instituto Mexicano del Petróleo (IMP)?

--Con los tres institutos, el IMP, el INEL (Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias) y el ININ (Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares) estamos trabajando porque también los metieron a un mercado. También hubo un abandono presupuestal y del gobierno de sus institutos y les decían: “ve, busca clientes a quienes les vas a ofrecer tus servicios”, lo cual es bueno pero el Estado debe también tener una apoyo a los institutos de investigación y lo estamos haciendo.

“Desde este momento, desde la Sener, el IMP está con nosotros en Dos Bocas, en Pemex y ya está firmando acuerdos en Pemex. El INEL también trae el mismo concepto con la CFE. Ahí vamos un poquito más atrasados porque ya presentaron una propuesta y la CFE se las modificó. Pero el sentido es que también CFE firme un acuerdo con el INEL y el fortalecimiento de la investigación. Y en el ININ traemos varios proyectos. Al ININ lo estamos acercando con la Secretaría de Salud. Tiene unos estudios maravillosos. El área de desarrollo de salud de medicina es fantástico. Se están desarrollando medicamentos y estamos hablando de ingeniería nuclear. Ellos tienen un convenio con CFE para la supervisión de seguridad nuclear en Laguna Verde y hoy podemos decir que es una planta con los estándares de seguridad más altos en el mundo para una planta nuclear, que es la energía más limpia.

Categorías: