Perfilando.- Por Iván Calderón: Fernando Yunes, el carnaval. Cuitláhuac y Gabriel Deantes

Aunque con muchas cosas por pulir y otras evidentemente por mejorar. En honor a la verdad, las tradicionales fiestas carnestolendas en el puerto de Veracruz, fueron todo un éxito para la administración del alcalde Fernando Yunes Márquez.

El desarrollo del Carnaval más alegre del mundo, si bien no pintó como excelente, si superó por mucho a las anteriores versiones. Y como lo informó el propio presidente municipal porteño, existió una importantísima derrama económica de más de 250 millones de pesos y una ocupación hotelera del 90 por ciento.

Quizá lo más importante que se debe de resaltar, es que tal y como se planeó, a estas festividades le fue devuelta indudablemente su esencia familiar.

El primer edil Fernando Yunes y demás organizadores, lograron la difícil tarea de que miles y miles de familias jarochas, así como nacionales y extranjeros, disfrutaran de estas fiestas, las cuales en el pasado reciente se les había disipado su espíritu de convivencia.

De esta manera, la alcaldía y el Comité de Carnaval, demostraron que si puede existir un viable equilibrio dentro de esta multitudinaria celebración, la cual había perdido su propia naturaleza, cumpliendo el objetivo fincado de devolver esta fiesta a las familias veracruzanas.

Es cierto, los excesos siempre existirán en una festividad de este tipo. Estos jamás se pondrán detener, ocultar, ni negar. Al final de cuentas, es “la fiesta de la carne”.

Sin embargo, en medio de miles se logró controlar lo que se debían de cuidar, consiguiendo así que esta edición del Carnaval se desarrollara con seguridad, tranquilidad, efectividad y limpieza.

Se tiene que decir, aun sobre las críticas de sus malquerientes, esta celebración resultó digna. Y aun con temas pendientes, como la permanencia del “Pollo” Pérez Fraga como titular del Comité Organizador, el presidente municipal Fernando Yunes sentó las bases de un renovado festejo preparándose para los 500 años del Carnaval.

Ya veremos si se queda el “Pollo” para el próximo año o no.
Eso ya será otra historia.

POR CIERTO luego del reto que lanzara el aspirante a la gubernatura de Veracruz por el Movimiento de Regeneración Nacional, el ingeniero Cuitláhuac García Jiménez, sobre de que si existía una fotografía de él con Javier Duarte renunciaba a la candidatura de MORENA. Habría que preguntarle que si también estaría dispuesto en aceptar retirarse de la contienda, si se comprueban sus nexos con el duartismo.

Y es que dicen que en este tema, en el futuro tendrá mucho que ver precisamente un hombre “prospero” como Gabriel Deantes Ramos. Ya que según nos comentan (y como todo sabemos) fue el propio Deantes quién se encargó de la operación de beneficiar con recursos al partido de López Obrador en la pasada contienda de estado y que tiene pruebas documentales en su poder de que el morenista si recibió dinero del Gobierno de Duarte. Tal y como lo señalara en su momento el ex candidato priista Héctor Yunes Landa.

Esperemos a ver qué pasa.

@IvanKalderon
ivancalderonflores@outlook.com
www.eldelsur.com

Categorías: