Policías despedidos en primer año de Yunes Linares piden reinstalación

Reportero: 
Yolanda Tenorio / Fotos: Julio Argumedo

Xalapa, Ver., 13 Nov-17 (VRed).- Concentración de manifestantes en la Plaza Lerdo, por un lado medio centenar de policías despedidos injustificadamente exigen ser reinstalados en sus áreas laborales y por otro un grupo de mujeres provenientes de Xico denuncian amenazas e intimidación por parte del alcalde Lorenzo Pozos Itza.

Con lonas exhibiendo sus demandas los ex policías que laboraban en diferentes áreas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), despedidos en este primer año de administración bianual, demandan al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares su intervención para ser reinstalados.

Los manifestantes que fueron despedidos el 1 de julio de 2015 le recordaron al gobernador que durante la campaña política de 2016 los buscó para que le dieran el voto en las urnas, sin embargo, una vez que llegó a la titularidad del Poder Ejecutivo se olvidó de sus compromisos.

Durante la manifestación advirtieron que en caso de ser necesario harán huelga de hambre hasta que el conflicto laboral que presentan quede resuelto.

“En campaña se acercaron el gobernador y el diputado Kirsch buscando el voto y junto con nuestra familia bajo la promesa de que nos ayudarían a hacer justicia porque sabía que nuestras demandas estaban en trámite y se estaban perdiendo, él nos prometió ponernos un abogado, pero amañadamente se perdieron porque nunca nos dijeron el procedimiento”, declaró el ex policía Roberto González Ramírez.

Los ex policías molestos señalaron que, a un año de haber tomado el cargo el gobernador no les resuelve su problema legal, ya que se han acercado para buscarle y solicitar una audiencia y no los recibe “y lo que pasó es que se perdieron todas las demandas. Interpusimos nuestra demanda laboral ante el Tribunal Contencioso Administrativo”.

El grupo de manifestantes le recordaron a Yunes Linares que las próximas elecciones están a “la vuelta de la esquina”, y la coalición perderá credibilidad al incumplir con los compromisos pactados durante las pasadas elecciones.

“Si no nos apoyan no van a tener credibilidad y las votaciones están a la vuelta de la esquina, no venimos a pelear, queremos que se nos haga justicia y nos paguen los años trabajados, aquí vamos a estar hasta que nos atiendan, si es necesario la huelga de hambre la haremos”, concluyó.

Categorías: 
Galeria: