Requiere iniciativa fronteriza inversión de 2 mil 100 mdd

Mc Allen, Texas., 22 Sep-06.- La Iniciativa de Frontera Segura (SBInet) requiere en los primeros tres años una inversión de 2 mil 100 millones de dólares y la solución de fondo podría ser la integración tecnológica de todas las instalaciones de la Patrulla Fronteriza en Estados Unidos.

En entrevista, el vocero de la Patrulla Fronteriza a nivel nacional, Mario Martínez, dijo que el contrato podrá ampliarse tres años más dependiendo de los resultados y el costo-beneficio.

Confirmó que entre las primeras acciones destaca la instalación de torres de vigilancia dotadas de equipos especiales que permitirán custodiar cada centímetro del desierto de Sonora, en el estado de Arizona.

La integración tecnológica de la Patrulla Fronteriza permitirá que en cada una de sus instalaciones en las seis mil millas de la frontera de Estados Unidos en el norte y el sur, así como en Puerto Rico y las costas, se pueda acceder a la información de manera sencilla, “como si estuvieran todos en una misma oficina”, dijo.

Martínez, quien encabezó un recorrido de trabajo con periodistas mexicanos y centroamericanos por la zona fronteriza de Texas en los últimos cuatro días, aseguró que las primeras torres de vigilancia se instalarán en 28 millas del desierto de Arizona, en las zonas donde se registra el mayor número de cruces de indocumentados.

Esas torres, explicó, serán parecidas a las que tiene ya la Patrulla Fronteriza, las cuales pueden elevarse a 50 pies del piso para contar con una visibilidad de cinco millas de distancia, aunque para la frontera con Canadá se requerirá de torres más grandes debido a la altura de los árboles.

Estimó el costo de la etapa inicial en 67 millones de dólares, que incluye 300 torres de vigilancia, así como sus equipos de cámara de video, sensores ocultos en la tierra y los transmisores hacia monitores en los centros de mando.

Por otra parte, dijo que si bien la Patrulla Fronteriza cuenta con un equipamiento muy sofisticado aún tiene carencias, ya que Estados Unidos tiene terrenos y climas muy diversos que deben atenderse con equipos, vehículos y tecnología diferentes.

La Boeing en Chicago fue una de varias compañías que compitieron por el contrato para la tecnología de vigilancia en las frontera, pero las propuestas de otras se enfocaron en el uso de aeronaves de control remoto.

Sin embargo, ésta se enfocó en una red de mil 800 torres de alta tecnología, provistas con cámaras y detectores de movimiento que podrían dar información en tiempo real a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

El contrato, que forma parte de la Iniciativa Frontera Segura, es el esfuerzo más reciente del gobierno por recurrir a tecnología avanzada para combatir la inmigración ilegal, que según algunos legisladores es un problema de seguridad nacional y que merece más atención desde los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Categorías: