Senador demócrata confirma expresiones ofensivas de Trump

Reportero: 
Agencias

Dick Durbin corroboró que el presidente de EU calificó como ‘agujeros de mierda’ a varios países como El Salvador, Haití y otras naciones africanas en el transcurso de una reunión

Washington, 12 Ene-18 (VRed/Agencias).- El senador demócrata Dick Durbin confirmó este viernes que el presidente Donald Trump calificó como "agujeros de mierda" a varios países como El Salvador, Haití y otras naciones africanas en el transcurso de una reunión mantenida con un grupo bipartidista de legisladores.

El presidente comenzó a tuitear esta mañana negando haber usado esas palabras. No es cierto. Él dijo esas cosas llenas de odio y las dijo repetidamente", señaló en declaraciones a los medios Durbin, quien este jueves se encontraba en la reunión.

Le dije al presidente: '¿Se da cuenta de cuán doloroso es ese término para tanta gente? Los afroamericanos creen haber emigrado encadenados a Estados Unidos. Cuando habla así les duele personalmente'. A lo que él contestó: 'Oh, esa es buena'", añadió.

Dick Durbin es uno de los legisladores más activos del Congreso en la lucha por los derechos de los inmigrantes indocumentados.

La controversia estalló en la tarde de ayer cuando el diario The Washington Post desveló las duras palabras del magnate.

Los insultos fueron emitidos en una reunión en la que el propio Durbin y el senador republicano Lindsey Graham presentaron al mandatario un acuerdo para abrir una vía a la ciudadanía a los jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers".

La afirmación de Trump se habría producido, según el rotativo capitalino, al serle planteada la posibilidad de reasignar la mitad de los 50 mil permisos de la llamada "lotería de visados" para beneficiar a quienes hasta ahora estaban protegidos por el Estatus de Protección Temporal (TPS), como los nacionales de El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán, indicó la fuente.

¿Por qué tenemos a toda esta gente de países de mierda viniendo aquí?", afirmó el mandatario, quien además sugirió que prefería recibir a inmigrantes de países como Noruega.

Esta expresión generó una oleada de reacciones, tanto desde la oposición como desde algunos de los países a los que hizo referencia.

Por ejemplo, el Gobierno de Haití se declaró profundamente indignado y conmocionado por las declaraciones.

Expresó que condena en los términos más enérgicos las declaraciones atribuidas al multimillonario, que, de ser ciertas, añadió, serían, en todos los aspectos, inaceptables.

Ya que reflejarían una visión simplista y racista totalmente equivocada de la comunidad haitiana y su contribución a los Estados Unidos".

A través de un comunicado, el Gobierno haitiano señaló que las declaraciones serían incompatibles con los múltiples vínculos entrelazados por la larga historia de amistad que une a los dos pueblos de las dos repúblicas más antiguas del hemisferio.

La relación entre los dos países se ha fortalecido por el hecho de que millones de hijos e hijas de Haití han contribuido, contribuyen y continuarán contribuyendo a la prosperidad y la grandeza de Estados Unidos", subrayó la información.

Por otra parte, desde primera hora de hoy Trump salió al paso de la polémica negando haber hecho semejante afirmación.

Categorías: