UV reconoce trayectoria y aportes de Enrique Florescano

Reportero: 
David Sandoval Rodríguez

- Inició la Cátedra “José Martí”, con ponentes de cuatro países

Xalapa, Ver., 15 Jun-17 (VRed).- Con un reconocimiento al historiador y ensayista Enrique Florescano Mayet, integrante del claustro de la Universidad Veracruzana (UV), el jueves 15 de junio inició la Cátedra “José Martí” y el Coloquio Internacional “Historia e historiografía de las Américas siglo XIX. Entre la historia y la literatura”, en la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI).

La condecoración que esta casa de estudio entregó al intelectual, egresado a su vez de la UV, es por su notable trayectoria y su aporte fundamental al campo de la historia de México.

José Luis Martínez Suárez, director general del Área Académica de Humanidades, expresó que la historia ─su hacer y su enseñanza─ “es uno de los elementos fundamentales del paisaje humanista de esta Universidad; en ese sentido, hoy se honra reconociendo la aportación de una vida pródiga dedicada al ejercicio y a la reflexión del hacer histórico: la obra de Enrique Florescano”.

Recordó que su valiosa obra “nos enseña que aprender sin pensar es sencillamente trabajar en vano” y destacó su postura crítica respecto de cómo se hace y cómo se enseña la historia contemporánea en el sistema educativo mexicano.

El historiador veracruzano enjuicia, con acertada severidad, que la enseñanza de la historia es contraria a los ideales básicos del sistema educativo: en lugar de enseñar, inocula deficiencias en la formación de los alumnos, los encierra en la memorización insustancial y la apatía, describió Martínez Suárez.

Es por ello que la UV “reconoció la inestimable aportación a la cultura humanista que representa la obra de Enrique Florescano: un sendero luminoso de creación, impulso y defensa del valor de la historia en la formación integral del ciudadano; obra donde se conjuga conocimiento, coraje y determinación”.

A continuación, la rectora Sara Ladrón de Guevara señaló que la función de las cátedras de excelencia como ésta, consiste en dotar de permanencia y continuidad a las líneas de investigación que han sido fortaleza durante mucho tiempo en la institución y que reciben la presencia de destacadas personalidades como Florescano Mayet.

“Su trabajo ha sabido mostrar que la historia per se no es posible si no acude al resto de las ciencias sociales y humanísticas”, afirmó.

En la Cátedra “José Martí” se muestra el lazo indisoluble y forzoso entre la historia y la literatura, agregó la Rectora. “Celebro la conjunción de esfuerzos y la identificación de Enrique Florescano como alguien que ha sabido revisar estas temáticas y cómo la historia no sería fidedigna si no tomara las fuentes de información que significan las artes, la literatura y todo lo que nos rodea”.

Rodrigo García de la Sienra, coordinador de la Cátedra, agradeció la presencia de los ponentes de distintos países como Alemania, Colombia y Estados Unidos, así como de las autoridades universitarias y en particular de los estudiantes, quienes son la razón de ser del evento.

Asimismo, reconoció la colaboración con Liliana Weinberg Marchevsky, académica adscrita al Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para la organización del coloquio.

Posterior a la recepción del reconocimiento de manos de la Rectora, Florescano Mayet dictó la conferencia “La función social de la historia”, en la que manifestó su agradecimiento a la institución por el galardón recibido.

“No puedo olvidar que en la Facultad de Filosofía y Letras (en la carrera de Historia, creada en 1957) empezó a definirse mi vocación como historiador y lo he dicho en repetidas veces: la Universidad Veracruzana es mi alma máter, es aquí donde desperté, gracias a los maestros de entonces, a los conocimientos y al interés por la historia”, detalló.

Recordó a los presentes que detrás de la historia escrita por los vencedores permanecen latentes las versiones de los grupos marginados y oprimidos, incluso la versión de los derrotados.

Se debe incluir las representaciones de los marginados para intentar alcanzar, al menos, una historia plural, “más representativa de la diversidad social que construye a las naciones”.

Las funciones de la historia han sido variadas, entre ellas dar identidad, cohesión y sentido colectivo a los grupos humanos, por lo que dotar a un pueblo de un pasado común y fundar en ese origen una identidad colectiva “es quizá la más antigua y la más constante función social de la historia, se inventó hace mucho tiempo y sigue vigente hoy en día”, afirmó Enrique Florescano.

Presidieron la inauguración del coloquio Leticia Rodríguez Audirac, secretaria académica; Liliana Weinberg, investigadora del CIALC-UNAM, y Ángel José Fernández Arriola, director del Instituto de Investigaciones Lingüístico-Literarias de la UV.

Las actividades del mismo prosiguieron con dos mesas dedicadas a reflexiones metodológicas sobre la historia y la historiografía, así como a la literatura.

El viernes 16 de junio la jornada contempla las mesas 3, 4 y 5, programadas para las 9:30, 11:15 y 13:00 horas, respectivamente, también en la sala de videoconferencias de la USBI-Xalapa.

Categorías: