Verá Lula personalmente conformación de gabinete

 El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, reelegido el domingo para un segundo mandato de cuatro años, se ocupará "personalmente" de la formación de su nuevo gobierno, informaron hoy fuentes oficiales.

"A diferencia de lo que ocurrió en el primer mandato, que buena parte de las negociaciones estuvieron en manos del Partido de los Trabajadores (PT), ahora el presidente se ocupará personalmente" de los contactos con otros partidos para formar su nuevo gobierno, dijo el ministro de Relaciones Institucionales, Tarso Genro.

El ministro, una suerte de portavoz político de Lula, aseguró en una rueda de prensa con corresponsales extranjeros que el mandatario "no delegará nada" en lo relativo al próximo gabinete, que pretende incluir a representantes del mayor número de partidos posible.

"La formación de la coalición de gobierno irá hasta fin de año", indicó Genro, quien precisó que Lula llevará el proceso con calma, ya que tiene tiempo hasta el próximo 1 de enero, cuando comenzará su segundo mandato.

Aunque el ministro no lo confirmó, sus declaraciones y otras de personas cercanas a Lula en ese sentido reafirman que la presencia del PT en el nuevo gabinete se reducirá significativamente.

El PT, fundado por Lula en 1980, fue el centro de todos los asuntos de corrupción ventilados durante el último año y medio y acabó siendo un "dolor de cabeza", como lo definió el propio presidente hace dos semanas.

En opinión de Genro, el PT deberá ser "refundado", "renovado" y recuperar la condición de "referencia ética" que fue hasta que Lula llegó al poder.

Según el ministro, esa "renovación" debe incluir un proceso de "nacionalización" de un partido que, hasta ahora, ha tenido a la enorme mayoría de sus dirigentes concentrados en el estado de Sao Paulo, donde estallaron los mayores escándalos.

"Hay que reformar una cultura política (en el PT), que se ha distorsionado por la concentración en un aparato" de dirección ajeno a la mayoría de los estados del país, opinó.

Pese a sus críticas, Genro sostuvo que el PT "se va recuperar" y seguirá ocupando un espacio "muy importante" en el espectro político brasileño, como defensor de "ideas progresistas" y de la búsqueda del "socialismo democrático".

Afirmó además que el PT "pasó por una dura prueba" en estas elecciones y "salió fortalecido", con una importante representación parlamentaria y la victoria de sus candidatos a gobernador en cinco estados.

El ministro aseguró que quienes "anunciaron el fin de la izquierda, del PT y del gobierno de Lula, ahora van a tener que reflexionar mucho".

Lula fue reelegido el domingo con el 60.8 por ciento de los votos, contra el 39.1 por ciento del candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Geraldo Alckmin.

Según Genro, a pesar de la virulencia de la reciente campaña electoral, el PSDB también será convocado a conversar sobre el proyecto de desarrollo que Lula ofrecerá para el país.

Categorías: